Atasco en la justicia albacetense

Josechu Guillamón
-
Imagen de archivo de un juzgado albacetense. - Foto: R. S.

Según los nuevos módulos fijados por el Consejo General del Poder Judicial, muchos de los juzgados de la capital superan la cantidad de entrada de asuntos ecomendada

A finales del año pasado el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes y la ministra de Justicia, Dolores Delgado,  firmaban un acuerdo sobre los criterios empleados para medir la carga de trabajo que puede soportar cada tipo de órgano judicial.
Se trata de los denominados módulos de entrada, que ponen en evidencia la saturación que sufren los juzgados albacetenses, ya que muchos de ellos superan con creces los niveles máximos fijados, al menos si los comparamos con los datos de la última Memoria Judicial.
La importancia de estos módulos de entrada de asuntos, es que permiten valorar la adecuación de la planta judicial a las necesidades reales y adoptar medidas tales como el aumento del número de órganos, el aumento del número de plazas judiciales o la aprobación de refuerzos y planes de urgencia.
Según la última Memoria Judicial, la mayor parte de los juzgados de Albacete capital superan los nuevos módulos de entrada de asuntos, al menos si los comparamos con las cifras que ofrece la Memoria Judicial del año 2018, que muestra los datos de entrada de 2017, último año con la estadística cerrada.
Saturados. Uno de los ejemplos de la saturación de la justicia albacetense es la situación de los Juzgados de lo Penal, donde el volumen de entrada máximo fijado por el CGPJes de 400 asuntos anuales por juzgado, número que todos superan ampliamente. 
En concreto, el Juzgado de lo Penal 1 recibió 441 asuntos, el Penal 2 579 y al Penal 3 llegaron 474, por lo que de media, cada Juzgado de lo Penal recibe 98 asuntos más al año de lo que debería.
Una situación de saturación que el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco ya destacaba en la presentación de la citada Memoria Judicial hace unos meses, solicitando un nuevo juez en esta jurisdicción.
En los Juzgados de Primera Instancia de la capital la cifra de asuntos también se supera de forma notable. En este tipo de órganos unipersonales, el CGPJ cifra el volumen de entrada en un máximo de 1.200 asuntos, sin embargo, el Juzgado de Instrucción 1 recibió 1.466, el Dos recibió 1.479, el Tres alcanzó los 1.820, el Cuatro los 1.540, el Cinco acumuló 1.498 y el siete los 1.665. 
El Juzgado de Primera Instancia 6 hay que citarlo por separado, puesto que lleva las competencias exclusivas de Familia. Para los Juzgados de Familia, el Consejo cifra en 1.323 el número de asuntos recomendable, algo que no sucede en Albacete, ya que en el último año contabilizado estadísticamente se recibieron 1.502 asuntos.
Sin embargo, la situación en estos órganos ha mejorado con la puesta en marcha del Juzgado de Primera Instancia 8, aunque según Vicente Rouco esta medida sigue siendo insuficiente. «A final de año se ha dispuesto la creación de un nuevo Juzgado de Primera Instancia (el octavo que será el número 2 de Familia)». «Ahora bien, la estimación que se realiza de acuerdo con las ponderaciones que cabe hacer lleva razonablemente a pensar necesaria la ampliación de la planta judicial en al menos dos Juzgados de Primera Instancia, que podría llevar aparejada la transformación del actual Juzgado de Primera Instancia 3 en Juzgado de lo Mercantil exclusivo».
También los Juzgados de lo Social superan los módulos de entrada, puesto que el Consejo fija como máximo que cada uno de estos órganos reciba 800 asuntos al año, cifra que todos ellos superaron con creces, puesto el Juzgado de lo Social 1 recibió 1.017 asuntos, el Social 2 acumuló 959 y el Social 3 llegó a los 914 asuntos. Esto supone que de media los Juzgados de lo Social recibieron 163 asuntos más de lo recomendado.
Pese a la «valoración global positiva de su rendimiento», Rouco afirmaba también que es necesario crear una nueva plaza de magistrado para la jurisdicción Social. 
En lo que se refiere a la Audiencia Provincial el CGPJ fija un máximo de 200 asuntos para la jurisdicción civil por año y magistrado y 300 para la Penal, por año y magistrado.  En concreto, en el año 2017, el último que reflejan las estadísticas, había cuatro magistrados en la jurisdicción Civil y tres en la Penal y se recibieron 751 asuntos civiles y 1.260 penales.
Por eso, podemos decir que en la Sección Primera cada profesional recibió 420 asuntos, con lo que se superarían notablemente los módulos, aunque en este sentido, hay que destacar que, en ciertos periodos del año hubo un refuerzo, con lo que la media sería algo inferior, aunque siempre por encima del módulo fijado. 
En 2018, según avanzó a La Tribuna de Albacete el presidente de la Sección Segunda, Juan Manuel Sánchez Purificación, también se superaron los módulos de entrada, ya que se recibieron, en total, 1.370 asuntos.
Por ello, Rouco también reclamaba un magistrado para esta Sección. Actualmente hay tres magistrados con plaza y se incorporará uno nuevo en comisión de servicio, con revelación de funciones. 

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA