El PP apelará a España Suma hasta el último minuto

Europa Press
-

La formación retrasa sus listas hasta que expire el plazo para coaliciones y anuncia el encuentro entre el partido y Ciudadanos para llegar a un posible acuerdo preelectoral

El PP apelará a España Suma hasta el último minuto

El PP asume que no hay opciones de sellar un acuerdo con Ciudadanos para impulsar una coalición como España Suma en las generales de noviembre, pero no cejará en su intento de apelar a esa alianza del centro-derecha y esperará a que pase el 29 de septiembre, fecha tope de registro de coaliciones electorales, para meterse de lleno en sus listas para los comicios, según han indicado a Europa Press fuentes populares
De esta forma, el PP de Pablo Casado quiere apelar hasta el último minuto a Ciudadanos en su defensa de España Suma, a pesar del portazo de Albert Rivera a esa colaboración electoral que, según el partido naranja, sería "hacerle un regalo" a Pedro Sánchez en campaña. 
Casado considera que esa alianza entre PP y Cs permitiría a ambas formaciones optimizar los escaños, "ganar al PSOE y gobernar". "Si no somos capaces de ponernos de acuerdo antes de ir a las urnas en una plataforma electoral, a lo mejor los españoles unen ese voto en torno al partido que ha demostrado más generosidad y creo que el PP es el que ahora mismo tiende la mano", avisó anoche Casado en Trece TV.

 

Plazo para las coaliciones

El 29 de septiembre es el último día del plazo para que los partidos comuniquen si desean presentarse como una coalición a los comicios o mantener la coalición con la que concurrieron a las últimas elecciones. 
Así, UPN, PP y Cs concurrirán nuevamente en la comunidad foral con la plataforma Navarra Suma a las elecciones de noviembre, presentando a los mismos candidatos, y se prevé que también repitan alianza Foro Asturias y el PP como ocurrió en las generales de abril. 
En Génova consideran que España Suma es la mejor baza para poder desalojar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa y, de hecho, cuenta con cálculos y análisis electorales que concluyen que si se hubieran presentado juntos en abril podrían haber llegado a la mayoría absoluta. 
Casado ya expuso los beneficios de esa alianza de PP y Cs en el encuentro que mantuvo a solas el pasado lunes en el Congreso con Albert Rivera. Aunque en la dirección del PP asumen que no hay opciones de que prospere una alianza, intentarán hasta el final intentar convencer a Cs. 
El propio líder del PP reveló anoche en Trece TV que "ahora Teodoro (García Egea) lo hablará con el director de campaña de Cs, José Manuel Villegas, los dos secretarios generales". Según admitió, hay que darse "prisa" porque "esto habría que cerrarlo esta semana". Por ahora ese contacto no se ha producido, según fuentes del partido naranja.

 

La lista de Madrid

Por eso, no será hasta la próxima semana cuando la cúpula del PP se ponga a trabajar formalmente en sus candidaturas para los comicios del 10 de noviembre, si bien ya están pensando en los ajustes que tienen que hacer en esas candidaturas tras las renuncias, marchas voluntarias o cambios de destino. 
Una de las listas que más habrá que retocar es la de Madrid, tras la renuncia a su escaño de Daniel Lacalle y de Andrea Levy (esta última para convertirse en concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid). 
En esa candidatura también hay que cubrir el hueco de su exjefe de gabinete, Javier Fernández Lasquetty, que concurrió en el décimo puesto por Madrid y que se ha incorporado como consejero de Hacienda al Gobierno madrileño que preside Isabel Díaz Ayuso. Lo mismo ocurre con el torero Miguel Abellán, que no logró escaño (iba en la plaza 12) y ahora ha sido nombrado nuevo director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de Madrid. 
Fuentes populares están convencidas de que ganarán peso algunos parlamentarios y cargos afines a Cayetana Álvarez de Toledo, como Pilar Marcos -su actual jefa de gabinete que ya ocupó el puesto 13 de la lista madrileña- y el exsenador y exjefe de gabinete de Aznar, Carlos Aragonés, que ocupó la decimocuarta posición de esa misma candidatura. 
Además, en las filas del PP pronostican que también podría incorporarse a las listas el ex secretario de Estado Gabriel Elorriaga, que este verano fue nombrado por Álvarez de Toledo como jefe de asesoría del Grupo Popular. Todo ellos forman parte de la órbita de la Fundación de Análisis y Estudios Sociales (FAES) que preside Aznar.

 

Los huecos

Asimismo, el presidente del Partido Popular tendrá que hacer nuevos nombramientos en los cabezas de lista de otras candidaturas como es el caso de Cuenca o Zamora. El exministro Rafael Catalá, que fue cabeza de cartel por Cuenca, renuncio a su escaño el pasado mes de mayo aunque sigue vinculado al partido como responsable de Justicia e Interior de la Ejecutiva del PP. 
También ha quedado vacante el puesto número uno de la lista al Congreso por Zamora, ya que Isabel Blanco se ha incorporado como consejera de Familia e Igualdad al Gobierno regional de Castilla y León que lidera Alfonso Fernández Mañueco. 
Aunque algunos cargos apuestan por la vuelta al Congreso del excoordinador general del PP Fernando Martínez-Maillo, que encabezó la lista al Senado por Zamora, por su experiencia y nivel conocimiento de la provincia, fuentes de la dirección nacional del PP consultadas por Europa Press no contemplan en este momento esa opción.