Decenas de fuegos intencionados arrasan Asturias y Cantabria

SPC
-
Decenas de fuegos intencionados arrasan Asturias y Cantabria - Foto: Pedro Puente Hoyos

La Unidad Militar de Emergencias interviene en el Principado en 39 incendios activos, mientras que cerca de 130 efectivos trabajan en la comunidad vecina para sofocar un total de 20 focos

Un total de 59 incendios permanecían ayer aún activos en Asturias y Cantabria, que registraron cerca de 150 fuegos simultáneos el pasado fin de semana, mientras que las llamas que afectaban desde el pasado domingo al País Vasco fueron extinguidas por completo.
En Asturias seguía habiendo al cierre de esta edición un total de 39 incendios que permanecían activos, según informó el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). 
Las labores de extinción se concentraban en los fuegos localizados en los concejos de Cangas de Onís, Lena, Llanes, Onís, Parres, Piloña, Salas y Valdés. Los dos helicópteros de la UME, uno de extinción y otro de coordinación, ya se encuentraban en la base de La Morgal tras llegar a primera hora a la zona. Una vez que transcurra su parada técnica se destinarán al incendio de Soto de los Infantes en Salas. 
 La Unidad Militar de Emergencias (UME) tiene desplegados a 211 efectivos en tres focos. En la zona occidental, en el concejo de Salas, en un incendio localizado en Soto de los Infantes. Para esta zona también se movilizó la brigada de refuerzo de Tineo y está previsto que se incorpore un Kamov movilizado por el Ministerio de Agricultura. 
En la zona oriental, la UME está trabajando en Cangas de Onís, en un incendio en Llordón, donde está previsto que se desplacen los dos hidroaviones del Ministerio y donde estaba trabajando uno de los helicópteros del SEPA. El otro incendio donde actúa la UME está localizado en Naves, en Llanes. 
Según el consejero de Presidencia del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, las estadísticas indican que gran parte de estos fuegos forestales son intencionados.
La comunidad vecina de Cantabria también fue uno de los territorios más afectados. La región tenía, a última hora de la tarde, una veintena de incendios activos. 
Los fuegos aún no sofocados están en Fuente Buena, en Castro Urdiales; en Tezanos, Villacarriedo; en Aés (Puente Viesgo), San Pedro del Romeral, Bárcena Mayor (2), en Cosío y Tudanca (3), informó el Gobierno, que apuntó al respecto que los que más preocupan son el de Cosío y los de Bárcena Mayor. 
A mediodía de ayer se dio por extinguido el de Los Llanos de Penagos que, durante la noche anterior, ocasionó momentos de preocupación por sus dimensiones. 
Los medios aéreos que se incorporaron primeramente fueron los helicópteros del 112 y el de la Brigada de Incendios Forestales.
Por su parte, el aparato Kamov del Ministerio de Agricultura, con capacidad para liberar 4.500 litros de una vez, trabajó en el foco que afecta a Aes. Mientras, un hidroavión de la misma entidad, con capacidad para cargar 5.000 litros de agua, se centró en el incendio activo en Cossio. 
Al cierre de esta edición estaban  interviniendo en la lucha contra el fuego en Cantabria 128 efectivos que trabajan por tierra y aire con tres helicopteros, herramientas manuales de ataque directo, vehículos ligeros, autobombas y camiones nodriza. 
extinguidos. Por otro lado, los incendios que se iniciaron el pasado domingo en el País Vasco fueron extinguidos. A lo largo de la jornada del 3 de marzo se produjeron en Vizcaya seis focos, además del registrado en Muskiz: Amoroto, Ganguren, Lemoiz, La Arboleda e Igorre, en función de los datos forales. 
El primero de ellos se inició en Amoroto y a las 16,50 horas estaba ya extinguido. Por su parte, el de Ganguren y el de Lemoiz se iniciaron por la tarde y por la noche ya estaban apagados. 
Cerca de 50 hectáreas de terreno se vieron afectadas por el incendio de Muskiz, que quedó totalmente extinguido a primera hora de ayer. 
El fuego comenzó a las 19,30 horas del pasado domingo y requirió la intervención de 20 vehículos y 85 personas, que estuvieron trabajando en tres focos, en Pobeña, La Cadena y Carrascal.