Page propone tres pactos de Estado a PP y Cs

C.S.Rubio
-

plantea tres pactos de Estado para garatizar una "estabilidad básica". Este acuerdos pasaría por presupuestos plurianuales, no "abrir el melón" de la Constitución sin mayoría cualificada y que gobierne el mas votado si no hay alternativa

Page propone tres pactos de Estado a PP y Cs


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page,  ha aprovechado su presencia en el desayuno informativo ‘Castilla-La Mancha hoy’, organizado por La Tribuna y UFD, para lanzar una propuesta de Estado al PP y «si nos damos prisa a Ciudadanos»:  la firmar tres grandes pactos que garanticen «la estabilidad básica» de España.
El de mayor actualidad en estos momentos sería el acabar con un «punto ciego» de la Constitución Española. En concreto, el que permite ‘vacíos de poder’ durante meses ante la falta de un candidato viable a la Presidencia del Gobierno. Aquí, sin firmar el discurso de que siempre tenga que gobernar la lista más votada, ya que «gobierna quien más votos tiene en el Congreso, no en la calle», García-Page propone que cuando no haya otra alternativa real de Gobierno, se dé la Presidencia al candidato con más diputados en la cámara. Algo que, como ha recordado, ya contemplan  muchos Estatutos de Autonomía como el de Castilla-La Mancha.
Aunque quizá el de más calado sea el de exigir  mayorías cualificadas para «abrir el melón de la reforma de la Constitución». Y es que, «si hay una cosa buena de la actual inestabilidad política, es que es el peor momento para abrir melones constitucionales», ha asegurado el presidente regional.
 Este pacto pasaría porque «nunca abramos el debate de la reforma constitucional si no se tiene el apoyo de dos cuartos o tres quintos del Congreso». Como ha denunciado, no es lógico que se pueda reformar la Carta Magna con menos mayoría de la que la que se necesita «para conseguir una investidura».
El más factible de llevar a cabo sería el tercero de los pactos propuestos: la reforma la legislación presupuestaria, ya que no implica cambio constitucional alguno. La iniciativa de García-Page pasa por que los Presupuestos Generales del Estado tengan un carácter plurianual, de entre 4 y 5 años, a la manera en la que se hace en la Unión Europa.
«Es una locura tener presupuestos anuales, cuando aún estás abriendo el de un año ya lo estás cerrando», Ha insistido García-Page. Más aún teniendo en cuenta la actual fragmentación del Congreso, donde «un diputado por Teruel puede conseguir más que toda la comunidad de Aragón».
Por no hablar de que, a su juicio, con este modelo plurianual las cuentas estatales «ya no estarían pendientes de diez independentistas».
Con todo, el jefe del Ejecutivo autonómico niega la mayor y asegura que en España existe una estabilidad de fondo, a pesar del actual ruido político. Como ha insistido en más de una ocasión durante su discurso, «no se puede confundir la estabilidad del Gobierno con la del país». Es más, puede que conseguir la «estabilidad del Gobierno» lleve a la «inestabilidad del país, porque se vuelvan locos» y se logre un Ejecutivo que dure «a costa de romper huesos».
Como ha recordado, España vive hoy «la época de mayor estabilidad de su historia». «Este país no lo ha tenido nunca tan claro como en el 78», ha recalcado, «otra cosa es el ruido político, que no es un drama en sí mismo».