Atienden el 100% de solicitudes de Termalismo Social

E. R. J.
-
Atienden el 100% de solicitudes de Termalismo Social

La Consejería de Bienestar Social recibió, desde la provincia, 308 peticiones para disfrutar de estas estancias en balnearios de la región, entre marzo y mayo, de las que se beneficiarán 532 albacetenses

El agua es vida. Y salud. Un líquido incoloro, inodoro e insípido sin el que los seres vivos no podemos existir. Su valor para hidratar el organismo no es el único. Cada vez son más quienes acuden a este elemento como fuente de relajación y descanso. Y ello ha propiciado un boom del turismo termal.
Marzo es, con carácter general (ya que alguno, como el de La Esperanza, en la provincia, retrasa la apertura hasta abril), el mes que marca el pistoletazo de salida de la temporada para los balnearios, ya que muchos de ellos hacen un parón en los meses de enero y, sobre todo febrero, para aprovechar el cierre en su puesta a punto y en las tareas necesarias de mantenimiento de las instalaciones.
Hasta hace unos años, el turismo termal se circunscribía principalmente a los usuarios de la tercera edad o a aquellos que padecían determinadas dolencias para las que el agua procedente de estos manantiales está más que indicada para su tratamiento.
Sin embargo, la modernización de muchas de las instalaciones, unido al esfuerzo que se ha hecho por acompasar esto con la mejora de la calidad de los alojamientos y complementado por un programa de actividades de ocio y tiempo libre atractivo han logrado captar a clientes cada vez más jóvenes, que ven en esta alternativa una opción ideal para una escapada en pareja, amigos o familia. Son cada vez más los paquetes de alojamiento, manutención y experiencias concretas que se ofertan por parte de los propios centros termales o desde operadores turísticos.
buena respuesta. Aún así, todavía son una alternativa -especialmente en determinados momentos del año- copada por los mayores, gracias a los programas de Termalismo Social que se organizan desde el Imserso, por un lado, y desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, por otro.
Éste último acaba de iniciar el primero de sus tres turnos para la convocatoria de plazas de 2019. En el caso de la provincia de Albacete, la Consejería de Bienestar Social, que es la que gestiona este programa, ha recibido un total de  308 solicitudes para poder disfrutar de una estancia en uno de los nueve  balnearios participantes este año en el periodo comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de mayo.
Muchas de esas solicitudes han sido para dos personas, porque «muchas de ellas se solicitan para el matrimonio, por parte sólo de uno de los demandantes», lo que se evidencia en el hecho de que las atendidas en la provincia han sido 308, mientras que el total de plazas concedidas para participar en este primer turno va a beneficiar a 532 albaceteños.
«Se han atendido el 100% de las solicitudes presentadas» para este primer turno, cuyo plazo de presentación de solicitudes finalizó el pasado 4 de febrero.
Un buen dato, aunque las fuentes del Ejecutivo castellano-manchego que han facilitado estos datos desde la Consejería indican también que el periodo más demandado es el tercero, el que va entre  octubre a diciembre y para el que se pueden presentar las solicitudes de plaza hasta el próximo 30 de agosto, puesto que el que engloba los meses de verano es el que menos peticiones recibe.
Entre junio y septiembre, turno para el que la convocatoria de peticiones de plaza se cierra el 30 de abril, los mayores prefieren otras alternativas y, en muchos casos, sirven de apoyo a las familias para atender a los nietos en el verano.
El éxito de este programa obedece, además de por los beneficios para la salud que supone en primer motivo, y de disfrutar de una experiencia de ocio y bienestar, en segundo lugar, también a que es una actividad completa y a un precio muy, muy asequible.
(Más información en edición impresa)