Baja la cifra de donantes de médula pero mejora el tipaje

T.R
-
Una enfermera del Laboratorio de Histocompatibilidad almacena muestras de sangre. - Foto: Rubén Serrallé

El Laboratorio de Histocompatiblidad del Hospital General de Albacete es referencia en toda la comunidad autónoma y durante el pasado año estudió a 80 familias y realizó 300 estudios

Durante el pasado año 2018 los inmunólogos del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete tiparon 241 donaciones de médula ósea de donantes procedentes de la provincia de Albacete, una cifra muy inferior al número alcanzado en 2017 cuando se llegaron a los casi 3.000 donantes, en concreto, 2.891, lo que supone un descenso del 91,7%. La razón es muy sencilla, en el 2017 se produjo una doble coincidencia que hizo que se disparara el interés entre los albacetenses por la donación el efecto Pablo Ráez y el efecto María Carrilero, ambos jóvenes diagnosticados de leucemia que protagonizaron una campaña en las redes sociales sin precedentes que hizo que se disparara la tasa de donación.
Pasado ese boom se ha vuelto a índices de donación normales para una ciudad y una provincia como Albacete, y en lo que llevamos de año ya se han tipado 51 nuevas donaciones de médula ósea. 
El doctor Ontañón justificó esa bajada en los donantes de médula ósea en que el objetivo nacional marcado por el plan Nacional desde el año pasado ya no era impulsar la donación masiva de médula como sí que mejore el tipaje. Entre medias, en enero de 2018 entró en vigor la limitación puesta por la comisión de seguimiento de dicho Plan para que a partir de ese momento los nuevos donantes no excedieran la edad de 40 años. Ahora el objetivo es ganar donantes más jóvenes, preferiblemente varones.
Esta mejora del tipaje de la médula se ha traducido, en opinión del inmunólogo, en que el Laboratorio de Histocompatibilidad del Hospital General Universitario de Albacete, en el que trabajan tres inmunólogos y un amplio equipo de enfermeras, ha pasado de tipar de tres a cinco genes y además aumentando la precisión. «Cuando se estudia la histocompatibilidad de un donante para que la médula donada pueda llegar a un receptor que la necesite se puede hacer en baja, media o alta resolución. Desde el año pasado por decisión de la ONT se utiliza la media resolución y partir de este año ya lo hacemos  en alta resolución».
En Castilla-La Mancha sólo hay dos laboratorios de referencia, el del Hospital General de Albacete y el del Hospital de Ciudad Real. 
(Más información en edición impresa)