scorecardresearch

Moreno tiene seis corridas de Los Chospes esta temporada

Pedro Belmonte
-

El ganadero recordó que en 2021 logró vender unos 40 erales y dos festejos, uno en Alcaraz y otro en Yecla y no mandó ningún animal al matadero, aunque sí vendió para las calles

Fernando Moreno con Tendero, Palacios y Marín, tras un tentadero.

Varias son las semanas en las que nos estamos haciendo eco de la situación de nuestras ganaderías bravas, y de como están aguantando esta crisis general ocasionada por la maldita pandemia que no acaba de dejarnos tranquilos. Hoy hablamos con Fernando Moreno, titular del hierro de Los Chospes, cuyos toros pastan en la finca El Colmenar, dentro del término municipal de Robledo, en la pedanía de Los Chospes, de donde coge su nombre. Sin duda, como ya hemos venido diciendo, el sector ganadero está siendo el más maltratado dentro de la Tauromaquia, a la que no han dejado de ponerle palos en las ruedas. Fernando Moreno, un extremeño que fue a parar a Valencia y se enamoró de nuestra tierra, donde instaló su ganadería, una gran pasión, que regenta con esmero y donde da cabida durante todo el año a todos los toreros y novilleros de Albacete.

«De momento, la ganadería, como todos los ganaderos, lidiando poco, intentando gastar poco con los piensos y manteniendo a las vacas con heno, aunque ya este año les estamos dando pienso para poner a los animales gordos y ver si tenemos un buen año. En 2021, logramos vender sobre 40 erales y dos corridas de toros, una en Alcaraz y otra en Yecla y no he mandado ningún toro al matadero, aunque lo que si he hecho ha sido vender toros para las calles en Vall de Uxó, entre otras cosas porque los pagan más caros que los que te compran para lidiarlos, por lo que se han llevado ocho toros de plazas de primera. Lo principal es que tienes que estar seguro de lo que llevas a una plaza, y me estoy pensando lidiar en Albacete, que me han ofrecido para que vaya, ya que con la empresa de Albacete hay buena armonía y seguramente lidiaremos bastantes añojos y erales y seguramente lidiaremos alguna novillada, pero repito que quiero ir muy seguro ya que es mi plaza y quiero que embistan, por lo que estoy tratando de tener sementales buenos. Si yo supiera que iban a embestir como el novillo del Cotolengo, de ahí para arriba, iría seguro, pero esto nunca se sabe, por eso lo que busco es la línea del novillo del Cotolengo, por lo que seguramente traeremos nuevos sementales y vacas y como dicen los grandes ganaderos, en esto hay que jugar en la Champions, por lo que refrescaré pronto con esas ganaderías que juegan en la Champions, porque comen lo mismo un animal bueno que malo. Además, durante el año 2020, de los toros que se han toreado en la finca he sacado dos sementales nuevos, por lo que de algo ha servido». Sale a colación el excelente novillo que se lidió en el pasado Festival del Cotolengo, al que Tendero le cortó las dos orejas. «Ese novillo no lo había metido en el pienso y cuando yo entraba en el cercado donde estaba, podías pasarle el coche por encima que no se inmutaba, es decir, que siempre había tenido un comportamiento muy noble y eso a mí me gusta mucho, por lo que pensaba que en la plaza sería bueno. Teníamos previsto mandar otro novillo, uno que tenía hormiguillo en un pitón y lo arreglamos, quedando perfecto para el festival, pero cuando Tomás me dijo de enviar los papeles, le dije que mandaríamos el número 27, un utrero y acerté. Es hijo de un toro nuestro, Hospitalario y de una vaca nuestra, y eso es lo que voy buscando, que embistan bien, porque la ultima novillada que llevé a Albacete no me gustó y no quiero pasar vergüenza en mi plaza».

Le han pedido una novillada para Valencia y otra para Madrid.