Plantean implantar una nueva técnica de cribado prenatal

T.R
-

El objetivo es reducir la aplicación en las gestantes de otras pruebas invasivas como la amniocentesis

Una matrona aplica ajusta las correas de monitorización a una embarazada. - Foto: Luis Vizcaino

Más de 60 profesionales, entre facultativos especialistas en Análisis Clínicos, de Ginecología, Bioquímica y Genética de 14 hospitales de Castilla-La Mancha, Murcia, Castilla y León y Valencia han participado en la XVIIReunión Científica de la Asociación Castellano-Manchega de Análisis Clínicos (Labcam), organizada por el Servicio de Análisis Clínicos  de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete,  la Labcam y la Fundación Biotyc en la capital de Albacete, para debatir en torno a la implantación del cribado prenatal, un método no invasivo que mediante el análisis del ADN fetal libre circulante en sangre materna permite detectar algunas de las enfermedades de anomalías cromosómicas.
Según la doctora Esther Simarro, facultativo especialista en Análisis Clínicos, de la Unidad de Genética Clínica, en estas jornadas se ha profundizado en la importancia de los nuevos métodos de cribado prenatal,  que permiten hacer una estimación del riesgo que  presenta el feto de ser portador de las aneuploidías más frecuentes (trisomia 21,13 y 18, causantes respectivamente  de los síndromes de Down, de Patau y de Edwards.
En la actualidad, en los hospitales públicos de Castilla-La Mancha se realiza un cribado que combina  parámetros bioquímicos en sangre materna alrededor de la semana 11 de embarazo y una ecografía en la semana 12. En opinión de la doctora Simarro, la analítica cuantifica hormonas presentes en el embarazo y a través de la ecografía se realiza la medición del pliegue nucal del feto y otros marcadores ecográficos. El resultado de ambas pruebas y el estudio de los factores de riesgo de la madre, tales como la edad o los antecedentes familiares, son los que van a determinar el riesgo de que el feto pueda presentar alguna anomalía cromosómica. 
Por ello, el encuentro sirvió para crear un grupo de trabajo que elaborará un protocolo para implantar en el conjunto de la comunidad autónoma y en concreto en el ámbito de gestión del Sescam esta nueva técnica de cribado prenatal en sangre materna (NIPT), como ya existe en otras regiones del país, con un compromiso por parte de los profesionales implicados y de las autoridades sanitarias para llevarlo a cabo. 

(Más información en edición impresa)