La congelación de la regla de gasto 'liberará' 18 millones

E.F/ A.G.
-

Socialistas y populares celebran la medida por el alivio que supondrá para las cuentas locales, pero limitan su alcance

Pleno de la Diputación. - Foto: R.S.

El anuncio por parte del Ministerio de Hacienda de que se suspenderá la aplicación de la regla de gasto a  los ayuntamientos y diputaciones con evidente alivio, pero también con mucha prudencia, a tenor de las declaraciones de los cargos públicos consultados ayer por La Tribuna de Albacete.
Como se recordará, la semana pasada el Congreso ‘tumbó’ el proyecto de decreto ley que recogía el acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para la cesión al Estado de los remanentes municipales, que en el caso de la provincia de Albacete, ascendían a 47.900.000 euros a 1 de enero de 2019.
Poco después de encajar su primera derrota parlamentaria, el Gobierno central anunciaba un nuevo decreto, alternativo al rechazado, en el que se plantea la suspensión de la regla de gasto hasta el 31 de diciembre de este año, para dar oxígeno a los ayuntamientos y diputaciones.
Pero ambos conceptos son muy distintos, tanto en su propósito como en su funcionamiento y cuantía, tal y como explicaba ayer a este rotativo el presidente de la Diputación Provincial de Albacete, Santiago Cabañero, quien también es concejal del PSOEen el Ayuntamiento de  Cenizate.
«En primer lugar, el remanente y el superávit son dos conceptos completamente diferentes. Básicamente, el remanente es el efectivo que la institución ha logrado ahorrar en un momento dado, y el superávit es la diferencia entre los ingresos y los gastos al final del año», precisó. 
Por consiguiente, las cantidades son diferentes. En el caso de la Diputación Provincial de Albacete, el remanente que hay a fecha de hoy en sus cuentas asciende a 13 millones de euros, mientras que el superávit que había al cierre del presupuesto de 2019 era de 10,7 millones de euros.
Esta diferencia también se da y  de forma más acusada en el caso de los ayuntamientos. Si el 1 de enero de 2019 el remanente era de casi 48 millones, el superávit de los 57 municipios que ya han entregado sus datos de 2019 al Tribunal de Cuentas y a Hacienda era una historia muy distinta.
Según pudo confirmar La Tribuna de Albacete de fuentes del Ministerio de Hacienda, de ese grupo de 57 ayuntamientos de nuestra provincia, solo 40 presentaron cuentas con superávit al cierre de 2019, y entre todos ellos por una cuantía mucho más baja que el remanente, de tan solo ocho millones de euros.
Pero eso es solo el principio, advierte el presidente de la Corporación provincial: «Suspender la regla de gasto afectará a la gestión del superávit; la regla nos permitía gastar solo un porcentaje del  mismo, basado en nuestros gastos del año pasado -prosigue- y ahora está suspendida hasta el 31 de diciembre de 2020,  pero aún así debemos tener un Plan Económico-Financiero aprobado por el Ministerio de Hacienda, eso sigue vigente y hay que cumplirlo».

(Más información en la edición impresa)