El centro polivalente tendrá un presupuesto de 440.000 euros

A.G
-

El Ayuntamiento de Carcelén abrió el procedimiento de contratación para las obras del nuevo edificio público, al que trasladará la Biblioteca Municipal, el consultorio médico y el club de jubilados

Imagen de archivo del Ayuntamiento de Carcelén, promotor de la obra. - Foto: Rubén Serrallé

El Ayuntamiento de Carcelén abrió recientemente la licitación para las obras de uno de sus principales proyectos de los últimos años: la construcción de un edificio polivalente en el que se agrupen servicios públicos como la Biblioteca Municipal, el club de jubilados y el consultorio médico.
De acuerdo a la documentación publicada por el Consistorio, la obra parte con un presupuesto base de casi 440.000 euros, de los que casi el 65% (284.573) saldrán de las arcas municipales en tres anualidades. Por tanto, los pagos concluirían en 2021 cuando está previsto que concluya la construcción, que tiene un plazo de ejecución de dos años. El importe restante provendrá de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha (100.000 euros) y de los fondos europeos del programa Leader, gestionado en la comarca por el Ceder Manchuela (55.125 euros).
El plazo de presentación de ofertas concluirá el día 28 de este mes, con la cuantía económica como el único criterio de valoración de las propuestas. Dados los plazos habituales en estas tramitaciones públicas, la adjudicación, formalización e inicio de obra podrían llegar antes de que concluya el año. 
El edificio se construirá de acuerdo al proyecto contratado en 2018, a través de una encomienda de gestión a la Diputación Provincial. Se ubicará en una parcela situada en el encuentro entre las calle Cristo y la calle Quevedo. Su superficie total aproximada es de unos 153 metros cuadrados y anteriormente albergaba varias edificaciones antiguas, que fueron demolidas previamente.
La nueva construcción se llevará a cabo de acuerdo a las directrices que marcó previamente el Consistorio, con acuerdo a lo planteado por el departamento de Sanidad  castellano-manchego. 
Así, la zona de atención médica deberá tener una sala de espera de al menos 20 metros cuadrados, así como consultas de medicina y enfermería, de entre 12 y 14 cada una. En cuanto a la biblioteca, se plantea una sala de lectura de entre 80 y 100 metros cuadrados, así como otros dos espacios: un depósito de libros, de 30, y un despacho, de entre 10 y 12.  Para el club de jubilados, se planteó una sala diáfana, con espacio de barra, y que puede dividirse con sistemas móviles.

(Más información en edición impresa)