Un dinosaurio 'con cabeza'

Europa Press / Alicante
-

Un estudio del cráneo del 'Spinophorosaurus nigerensis' revela que este animal tenía más equilibrio y agilidad que sus congéneres

Un dinosaurio ‘con cabeza’

Investigadores del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), de la Ohio University, de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) y de la Humboldt-Universität zu Berlin han publicado un estudio científico que aporta datos inéditos sobre las habilidades en el movimiento del cuello y la cabeza del saurópodo Spinophorosaurus nigerensis, «uno de los dinosaurios más completos y primitivos que se conocen», según informó el Consistorio ilicitano.
Este ejemplar es el primero de esta especie que se identificó en 2009 tras haber sido extraído en Níger dentro del proyecto PALDES (PALeontología y DESarrrollo) del Museo Paleontológico de Elche MUPE. Tras el análisis de la caja craneana, la cavidad ósea que contiene el cerebro y la estructura del oído interno de este ejemplar de dinosaurio de hace unos 160 millones de años, los científicos descubrieron datos inéditos.
Algunos de los investigadores que participaron en este trabajo, Fabien Knoll (CSIC) y Francisco Ortega (UNED), dieron a conocer hace unos días las conclusiones del estudio, publicado en la prestigiosa revista americana PlosONE.
El objeto del análisis se centró en conocer algunas de las habilidades de este saurópodo a través de la inspección de los restos fósiles que se hallaron en el año 2006 dentro de unas campañas de excavación en Níger pertenecientes al proyecto PALDES, liderado por el MUPE .
Knoll señaló que, «a raíz de estas investigaciones, se ha obtenido información que se desconocía hasta la fecha de este ejemplar del Jurásico Medio, que demuestra que esta especie poseía un oído interno muy desarrollado y que, por lo tanto, tenía los ojos y la cabeza muy coordinados, así como un gran equilibrio y agilidad en los movimientos del cuello».
Por su parte, Francisco Ortega indicó que esa información «ha permitido concluir que este animal, que se caracteriza por tener un cuello largo, tenía un sistema muy preciso de posicionamiento de la parte superior del cuerpo y era muy ágil en sus movimientos de la cabeza para capturar el alimento».
 Para analizar la caja craneana se utilizó la tomografía axial computarizada (TAC) y se reconstruyó en 3-D tanto la cavidad cerebral, como los nervios, las venas, arterias principales y la estructura del sistema vestibular del oído.
 Ortega explicó que, gracias a la conservación de la pieza y a las técnicas empleadas en el estudio, «podemos proponer una de las descripciones más detalladas que existen de un cráneo de dinosaurio. Se ha logrado un detalle magnífico y es una de las partes posteriores de la cabeza que mejor se conocen».
 El director del MUPE, José Manuel Marín, señaló que el primer ejemplar de esta especie fue extraído en 2006 en el desierto del Sáhara, al Sur de Agadez (Níger), dentro de las campañas de campo desarrolladas por el proyecto PALDES, en el que participan distintas instituciones españolas coordinadas por el museo ilicitano.