El BBVA rebaja al 2,2% la previsión del PIB de España

SPC
-
El BBVA rebaja al 2,2% la previsión del PIB de España

La entidad financiera valora la fortaleza nacional frente a la desaceleración de Europa, debido al buen ritmo del consumo privado y el aumento del gasto público

La desaceleración se está dejando sentir en los principales indicadores económicos de España que reflejan tanto un enfriamiento del sistema productivo como del consumo.
En este sentido, el BBVA Research rebajó ayer dos décimas su previsión de crecimiento del PIB para este año, hasta el 2,2%, y en una décima su pronóstico para 2019, hasta el 1,9%, con una estimación de 630.000 nuevos puestos de trabajo en el conjunto de los dos ejercicios, hasta reducir la tasa de desempleados al 12% en 2020. 
En su informe Situación España, el economista jefe del Grupo BBVA y director del BBVA Research, Jorge Sicilia, y el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech explicaron que esta revisión «ligeramente a la baja» viene provocada, «en gran parte», por una revisión negativa del desarrollo europeo y también por el cambio de tendencia observada por el INE en España. 
Además, resaltó que, frente a la desaceleración de Europa, va a seguir aumentando el buen comportamiento del consumo privado y del gasto público del país. 
Asimismo, Rafael Doménech subrayó que el crecimiento podría alcanzar el 2,4%, en línea con la anterior previsión, «si no fuera por la incertidumbre política actual». 
Respecto al déficit público, el BBVA Research prevé que a lo largo del bienio 2019-2020 el ciclo económico vuelva a reducir el pasivo, tanto por los estabilizadores automáticos como por la reducción de las prestaciones por desempleo.
En cuanto al incremento del SMI a 900 euros, Doménech apuntó que para mitigar su impacto «sería deseable facilitar el crecimiento de la productividad y avanzar en la eficacia y la eficiencia de las políticas activas de empleo». 
 

Estabilización. En las estimaciones del BBVA apuntan a que el IPC se mantendrá en cotas moderadas durante 2019 y 2020 y espera que la inflación general se estabilizará gradualmente, hasta cerrar 2019 con una media anual entorno al 1,1%. Por su parte, la inflación subyacente se mantendrá prácticamente estable, en el 0,8% promedio anual para 2019, apoyada en la reducción esperada de la tasa de paro y los estímulos que todavía otorga la política monetaria.