Los jubilados superan a los trabajadores en 21 municipios

A.G.
-
Un grupo de jubilados conversa en un banco. - Foto: r.m.

La media provincial es de 1,9 afiliados a la Seguridad Social por cada vecino retirado, con las cifras más preocupantes en localidades pequeñas y serranas

El alarmante fenómeno de la despoblación del medio rural ha llegado muy poco a poco al debate político, pese a que las cifras eran alarmantes desde hace años. El presente es ya complicado y los indicadores apuntan a que, en un futuro cercano, serán muchos los pueblos  que queden prácticamente vacíos con lo que, de haber soluciones, deberían tomarse cuanto antes.
Una de esas estadísticas es la de personas jubiladas por municipio  en relación a las que están afiliadas a la Seguridad Social, que constata que en el 25% de las poblaciones españolas son ya más quienes se retiraron de la actividad laboral que los vecinos que realizan aportaciones al sistema público a través de su actividad económica. Esas cifras tomaron relieve recientemente tras la petición para conocerlas de un senador socialista, Francisco Javier Oñate, que llevó a la publicación de los datos de octubre de 2018 en la página web de la Cámara Alta.
La mencionada situación se da en 1.851 municipios del país, ascendiendo a más de 2.100 si se incluyen aquellos en los que la relación es de un trabajador por cada jubilado. El porcentaje es muy similar en la provincia de Albacete, donde son 21 las localidades con más pensionistas que afiliados (un 24,1% del total), En otra, Viveros, la cifra de unos y otros coincide. 
En su amplia mayoría, esos pueblos son pequeños, de menos de 1.000 habitantes, y están incluidos en las comarcas que un decreto autonómico sitúa como las más desfavorecidas por la despoblación (Sierra de Alcaraz-Campo de Montiel y Sierra del Segura), aunque también las hay de La Manchuela.
El municipio de mayor población en la lista es Yeste, que tiene en la actualidad algo más de 2.600 habitantes y ha sufrido uno de los casos más alarmantes de despoblamiento del territorio albacetense, ya que en los últimos años del siglo pasado llegó a superar los 5.000 empadronados. 
Su caso resulta también paradigmático de los problemas detectados para compaginar la necesaria preservación de espacios naturales valiosos y mantener la actividad económica del medio rural, pues no terminan de rentabilizarse las posibilidades que ofrece la riqueza medioambiental. De hecho, Yeste es el término con mayor extensión incluida en el Parque Natural de los Calares del río Mundo y la Sima, pero ese hecho ni ha frenado la despoblación ni propiciado una mejor conservación, ya que ha sufrido los incendios más graves de la historia reciente de la provincia.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA)