Ana Isabel Picazo no se fue la ciudad ni en tren ni autobús

Josechu Guillamón
-

La hermana de la mujer desaparecida recuerda que no saben nada de ella desde que se fue del pueblo el 28 de enero y que no mantuvieron contacto con ella desde que abandonó Tarazona de la Mancha sin avisar de su partida

Ana Isabel Picazo fue vista por última vez en una gasolinera, donde fue grabada por las cámaras de seguridad. - Foto: L. T.

La mujer desaparecida Ana Isabel Picazo, que abandonó su casa de Tarazona de la Mancha en la noche del 28 de enero, en un coche propiedad de su madre, y que fue vista por última vez en una gasolinera de Albacete, no dejó la ciudad ni en tren, ni en autobús.

Así lo confirmaba ayer a La Tribuna de Albacete, Mayte Picazo, hermana de Ana Isabel. «Lo último que me ha dicho la Policía Judicial es que han recopilado todas las grabaciones de Renfe y me han dicho que no se fue de Albacete en tren, ni tampoco se fue en autobús».

Sin contacto. En este sentido, cabe recordar que la madre de Ana Isabel descubrió que su hija se había ido la mañana del 29 de enero, cuando comprobó que el coche no estaba en el garaje. A pesar de los intentos por contactar con ella no lograron hacerlo y no tuvieron ninguna noticia de su paradero, hasta que agentes de la Guardia Civil les confirmaron que su vehículo había aparecido en la calle Valdeganga de Albacete, con las llaves puestas y con sus pertenencias, entre las que se encontraba el teléfono móvil, la cartera o sus tarjetas bancarias.

La cercanía del coche a las estaciones de autobús y tren hicieron a los agentes pensar en la posibilidad de que se hubiera ido en uno de esos medios de transporte, pero al parecer no fue así.

Tras este hallazgo del vehículo, la Policía Judicial, que ahora estudia el teléfono móvil de la desaparecida, consiguió la grabación de las cámaras de seguridad de una gasolinera en la que Ana Isabel Picazo compró comida y agua, algo que también se encontró en el coche.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA