La segunda juventud

I. M.
-

Los mayores de más de 60 años de municipios como Nerpio o Yeste o de pedanías como Boche o Pedro Andrés activan su cuerpo y su mente durante una hora y media

Un grupo de mujeres y hombres mayores realizan ejercicio físico. - Foto: Samanta Rioseras

Garantizar en condiciones de igualdad los servicios de fomento de la autonomía personal, la atención pesonalizada y la protección de derechos de las personas mayores, en zonas rurales y con menor población, es lo que hay detrás del programa de envejecimiento activo puesto en marcha por el Gobierno regional, a través de la Consejería de Bienestar Social,  y que, en definitiva, lo que busca es vía la puesta de diferentes actividades en sus localidades la mejora integral de los aspectos físicos, psicológicos y sociales de las personas mayores.
Como es conocido, fue en el verano pasado cuando arrancó este programa dirigido inicialmente a 23 municipios de la provincia, a repartirse entre la comarcas de la Sierra de Alcaraz y Campos de Montiel,  Sierra del Segura y zona centro, y que cuenta con la participación de dos entidades privadas sin ánimo de lucro, por un lado, la Asociación para la cultura y el ocio de la tercera edad, Acote, y por otro, la Asociación de Mujeres para la Formación y Desarrollo, Amformad.  En concreto, este año, el programa de envejecimiento activo contempla dos ediciones, por expresarlo de alguna forma, por un lado, una a desarrollarse desde el pasado 1 de abril hasta el próximo 14 de junio y otra a desarrollarse desde el 16 de septiembre hasta el 31 de diciembre.
 Sólo en la Sierra del Segura,  por citar dos casos, indicar que  tanto  los mayores de  60 años de Yeste como los de  Nerpio, así como los de las  pedanías de Boche, en el caso del primer municipio, y de  Pedro Andrés, en el caso del segundo, están disfrutando de esta iniciativa  bajo la tutela, por expresarlo de alguna forma, de Amformad en el caso de Yeste. 

 

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA)