La esencia de la tradición

Nuria Alfaro
-
Celebración de la Jota de la Enhorabuena, que se cantaba en las bodas. - Foto: Nuria Alfaro

El XXIV Festival Nacional Homenaje al Folclore, que contó con la actuación del grupo de coros y danzas Barro Tinajero, de Villarrobledo, ofreció el estrenó de la Jota de la Enhorabuena, canción que se interpretaba en las bodas

La más pura esencia de la música y danza tradicionales llegó a La Roda. El auditorio de la Casa de la Cultura Infante Don Juan Manuel acogió el XXIV Festival Nacional Homenaje al Folclore. Una cita cultural que busca promulgar el gusto por la música tradicional de diferentes partes de la geografía nacional.
Jotas, torrás o fandangos fueron algunas de las melodías con las que pudieron disfrutar los cientos de rodenses que asistieron a este evento, organizado desde la Asociación Cultural Amigos del Arte. Desde la entidad se quiso poner de relieve el folclore y la importancia de querer conservar las tradiciones de generaciones pasadas, que representaban valores como el esfuerzo o la importancia del trabajo. Un conjunto de melodías tradicionales, vestimentas, actividades populares, en definitiva, cultura que sentaron las bases de nuestra sociedad. «El pueblo que olvida su historia está condenado a su propio olvido. Por ello, hoy homenajeamos al folclore y todo  lo que queda en las raíces de la cultura», explicó la presentadora del festival. 
El grupo de Coros y Danzas Barro Tinajero, de la vecina Villarrobledo, trajo hasta el escenario rodense un repaso por el folclore tradicional de la localidad y otros municipios de la provincia. En este sentido, se interpretaron la Ronda de los Segadores, jota de Villarrobledo, jota de los pastores, jota de la avellana, jota aire, que fue interpretada por la sección infantil de esta agrupación, el pasodoble de la Virgen de la Caridad, la mano por la gatera y las torrás manchegas de Villarrobledo.

 

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA)