Los Legionarios llevaron al Cristo ante la Guardia Civil

M.M.B
-
Los Legionarios llevaron al Cristo ante la Guardia Civil - Foto: Rubén Serrallé

La procesión del Calvario fue suspendida ante la amenaza de lluvia, sin embargo sí que se celebró la del Cristo de la Expiración prevista para la misma hora. La imagen del Crucificado fue llevada por los Veteranos Legionarios ante la Comandancia

“Nuestra Virgen despeja las nubes”, proclamó la mujer que portaba el estandarte de Nuestra Señora de la Soledad, cofradía que ayer tarde salió a la calle junto a los Veteranos de la Legión para llevar el Cristo de la Expiración ante la Comandancia de la Guardia Civil en una procesión que se celebra desde el año 2010.

Para la tarde se preveían fuertes lluvias, de hecho la Junta de Cofradías anunció la suspensión de la procesión del Calvario, en cuya comitiva participa el Cuerpo Nacional de Policía portando el Cristo de la Paz. A la misma hora, las 18,30, estaba anunciada la procesión del Cristo de la Expiración. Sus protagonistas aguardaron al último instante y al constatar que el cielo estaba despejado decidieron realizar su procesión, que discurre entre la iglesia de El Pilar y la Comandancia de la Guardia Civil.

La imagen del Cristo crucificado, portada a hombros por seis veteranos de la Legión, abría la comitiva, seguida de una agrupación de tambores y otro grupo de veteranos que ataviados con el uniforme reglamentario de la Legión exhibieron sus habilidades con armas simuladas. Tras el Cristo, procesionó la imagen de la Nuestra Señora de la Soledad respaldada por su banda de cornetas y tambores.

Al alcanzar la Comandancia, ambas imágenes fueron situadas frente a la sede de la Guardia Civil, donde se había instalado un pequeño altar para alojar a la Virgen del Pilar. El teniente coronel, Jesús Manuel Rodrigo, que estuvo acompañado de concejales de la corporación, como María Ángeles Martínez y Julián Garijo, y la presidenta de VOX en Albacete, Rosario Velasco, recibió una placa de reconocimiento por parte de los Veteranos de la Legión. A continuación, interpretaron su himno, el Novio de la Muerte, y una mujer cantó saetas a ambas imágenes.

Sorteando también la previsión meteorológica, a las 20,00 horas, partió de la iglesia de Franciscanos la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli. Este año, con la novedad de que no eran agentes de la Policía Local los que portaban esta imagen, como solía ser habitual estos años atrás.