La región solicitará más centros de referencia de Sanidad

Javier D. Bazaga / Madrid
-

El consejero de Sanidad de la Junta participó este lunes en Madrid el pleno del Consejo Interterritorial de Salud que aprobó con las comunidades autónomas el Plan de Alzheimer

La ministra en funciones María Luisa Carcedo con el consejero castellano-manchego, Jesús Fernández Sanz (centro). - Foto: JUAN LAZARO

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, junto con las comunidades autónomas, acordó este lunes la designación de siete servicios y unidades de referencia del Sistema Nacional de Salud (CSUR). Son unidades especializadas en determinadas patologías y Castilla-La Mancha aspira a acoger más disciplinas, además de la que ya posee en Mastocitosis, en Toledo.
Así lo trasladó el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández, en la reunión que mantuvo hoy en Madrid el Pleno del Consejo Interterritorial de Salud, que acordó crear estos nuevos CSUR centrados en el tratamiento de las coagulopatías congénitas para niños y adultos en los hospitales universitarios La Paz (Madrid), Vall D’Hebron (Cataluña) y Virgen del Rocío (Andalucía); para la patología compleja hipotálamo-hipofisaria para adultos el Hospital de La Santa Creu i Sant Pau (Cataluña), y en Andalucía, el Hospital Universitario Virgen del Rocío, el Hospital Universitario Virgen de Las Nieves y el Hospital Universitario San Cecilio. También para niños, el Hospital Universitario Vall D’Hebron.
Fernández apostó por más CSUR en la región así como apostar por terapias avanzadas, mencionando incluso la posibilidad de que «Guadalajara tenga una unidad de terapias avanzadas» gracias a su potencial y disposición para ello.
También destacó el posicionamiento de la Comunidad en la utilización de biosimilares y genéricos en la farmacia regional, una política en la que «seguiremos trabajando» ya que el Ministerio «apoya esta manera de hacer» y «no nos vamos a desviar mucho».

Por lo demás, el Gobierno y las comunidades autónomas aprobaron el Plan de Alzheimer y otras demencias que aborda, por primera vez, el tratamiento del Alzheimer no solo desde el ámbito social, también sanitario. En esta línea, la detección temprana es uno de los avances que marca el proyecto, que prevé mejorar las capacidades diagnósticas del sistema y establece el fomento de la investigación sobre el origen, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.