Vox desplaza a Cs como tercera fuerza en Madrid

AGENCIAS-SPC
-
Vox desplaza a Cs como tercera fuerza en Madrid - Foto: Kiko Huesca

Un sondeo apunta que la formación de derechas, que es la única que no tiene aún cabeza de cartel decidido, poseería la llave de la gobernabilidad, como en Andalucía

Uno de los grandes interrogantes de las próximas elecciones generales es el grado de irrupción de Vox en la política nacional, máxime después de que en Andalucía entraran en diciembre con 12 diputados, pulverizando todos los pronósticos. Ayer, un sondeo de Telemadrid señaló que la formación de Santiago Abascal será la tercera fuerza en los comicios autonómicos, con un 17,2 por ciento de intención de voto, desplazando a Ciudadanos. Por delante estarían PP (22) y PSOE (24,7).  
Los socialistas, comandados por Ángel Gabilondo, mantienen su tendencia al alza y se consolidan en la primera posición como ganadores, mientras que los populares de Isabel Díaz Ayuso siguen cayendo, aunque continúan con posibilidades de formar Gobierno con un acuerdo con Vox y Cs como el que hay en el Palacio de San Telmo. 
La formación que encabeza Ignacio Aguado sigue en claro retroceso -1,4 puntos- y suma el 14,9 por ciento de los votos mientras que en el bloque de izquierdas Más Madrid (8,6) y Podemos (7,5) pierden también apoyos, e IU no llega al 5 por ciento necesario para entrar en la Asamblea de Vallecas. 
De este modo, la plataforma de Íñigo Errejón, que provocó un cisma en el bloque morado, pierde seis décimas con respecto a la última encuesta, pero logra superar a Podemos, que tiene de candidata a Isa Serra, y que pierde 1,8 puntos con respecto al estudio de hace poco menos de un mes de la cadena pública televisiva. Los comunistas, por su parte, obtendrían solo el 1,8 por ciento de los sufragios, quedando en peligro de extinción.  
Con estos resultados, la dirigente conservadora podría tener opciones de ser la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid con un pacto a la andaluza, ya que la suma de los tres bloques de centro y derecha alcanzaría el 54,1 por ciento de los sufragios. En el otro extremo, PSOE, Más Madrid y Podemos se quedarían en un 40,1. 
Hay un dato muy interesante en este estudio y es que todos los partidos que compiten en la cita del próximo 26 de mayo tienen a su cabeza de lista decidido... salvo Vox. La explicación es muy sencilla:lo están buscando.
Y es que, según expertos y dirigentes del partido, Vox pretende agotar los plazos si es preciso porque quiere tener a un nombre con mucho tirón, ya que consideran Madrid una plaza clave. De hecho, antes de que se oficializara el adelanto electoral, casi todas las quinielas situaban a Santiago Abascal como aspirante al Ayuntamiento de la capital y a Javier Ortega Smith para la Asamblea regional. Esta estrategia ya había sido utilizada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en los comicios europeos de 2014, y fue todo un éxito, ya que su partido entró con cinco asientos.   
Hasta el próximo 22 de abril tiene de plazo la formación de derechas para que se sepa el nombre y apellidos de su candidato o candidata. El objetivo es fichar a un antiguo dirigente del Partido Popular de renombre. Así, suena con fuerza la exlíder del PP vasco María San Gil, que ha visto cómo políticos de su círculo, como el eurodiputado Carlos Iturgáiz -también sale en los rumores-, perdían protagonismo y abandonaban el partido. Algunos ya migraron al bloque de Abascal.