Cristian Pérez cuajó una buena actuación en Las Ventas

V.M.
-
Cristian Pérez, en un lance de la novillada del pasado domingo en Madrid. - Foto: P.B.

El novillero albacetense dio la vuelta al ruedo tras finalizar su meritoria faena al sexto de la tarde

El novillero albacetense Cristian Pérez se presentaba el pasado domingo en la madrileña plaza de toros de Las Ventas, completando una buena actuación con el balance de una vuelta al ruedo tras finalizar su faena al sexto de la tarde, premio que pudo ser mayor si la espada no hubiese quedado baja. 
Todos los medios especializados destacaron la disposición del novillero de Hellín, quien incluso sufrió una espectacular voltereta cuando finalizaba el trasteo al segundo de su lote, de la que se repuso, entrando a matar con mucha fe, quedando bajo el acero.
Cristian reconocía sentirse contente a La Tribuna de Albacete, pero no satisfecho, con las magulladuras propias de la cogida. «Me encuentro magullado, pero, sobre todo, afectado moralmente por mi fallo con las espadas, pues podría haber sido un triunfo más importante. Era una tarde en la que debía entregarme y así lo hice, ya que creo que hubo un diálogo en la plaza entre el toro y yo, y si el animal da la vida, tu debes entregarte igual. Es bonito notar como la afición de Madrid se entrega contigo y pedí disculpas por la colocación de la espada porque no era la muerte que se merecía el novillo y la que yo quería darle, pues me tiré muy derecho y no sé como se me fue la espada».
balance. La novillada tuvo interés, aunque a la vez exigió, posiblemente mejor que lo que se esperaba sobre el papel. «Se movió la novillada, aunque mi primer novillo soltó mucho la cara y el segundo fue exigente, pero para Madrid sirvió, ya que allí lo importante es que se mueva para que le den importancia. Fue una novillada muy interesante, yo contento, pero no satisfecho. Mi primer novillo era muy ofensivo por delante, pero cuando uno va a Madrid, sabe a lo que va y es mejor que salgan así en esta plaza que no en otras de menos responsabilidad».
Actuación que le debe servir para el futuro, ya que dio una buena dimensión de capacidad y voluntad. «De momento ha salido alguna cosa después del domingo, pero podría haber sido mucho mayor si hubiese sido capaz de rematar la tarde al haber sido más contundente con la espada, pues la situación se habría puesto más de cara. 

(Más información en la edición impresa).