"Los que creemos en la unidad tenemos que seguir firmes"

C.S.Rubio
-

El presidente regional, Emiliano García-Page, apuesta por sumar fuerzas «entre todos» para ayudar al independentismo a «sacar la pata» de su error. «Y si no, funcionarán nuestros mecanismos de Estado de Derecho»

"Los que creemos en la unidad tenemos que seguir firmes"


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, no suele tener pelos en la lengua para defender la unidad de España frente al independentismo catalán, y su intervención en el desayuno informativo organizado por La Tribuna este lunes en Toledo no ha defraudado en este sentido.  Como ha advertido, «los que creemos en la unidad de España tenemos que seguir firmes»,  ya que el Estado debe ser «imbatible ante el egoísmo del independentismo».
Un independentismo que, a su juicio, «está hoy encarrilado a un futuro incierto». Tanto es así, que ha instado a sumar fuerza «entre todos» para ayudarles «a sacar la pata» del error en el que han caído en los últimos años. ¿Y si no funciona esto? «Funcionarán nuestros mecanismos de Estado de Derecho». «En este país se pueden sacar muchas cosas por las buenas, pero por las malas nada», ha avisado en un más que claro mensaje a navegantes.  
Ejemplo de esta «incertidumbre» independentista sería el hecho de que, cuando han comenzado a producirse detenciones en las manifestaciones organizadas por el auto denominado tsunami democrático, «han bajado mucho el número de participantes en ellas», según ha insistido García-Page.
Y es que, como ha explicado, hay serias dudas ya entre los propios separatistas sobre la viabilidad de su propuesta. Citando un estudio reciente, el 85% por ciento de los catalanes se opondrían a la independencia si está conlleva la salida de Europa de su región. Algo que, como ha insistido el presidente castellano-manchego, ocurriría llegado el caso. Y si no ocurriera  y se quedarán dentro de la UE, «lo que tendrían que aportar a la balanza europea sería mucho más de lo que aportan hoy a la solidaridad como país».  «El mensaje de España nos roba es falso, es un cuento», «esto es un claro problema de egoísmo económico»,  ha concluido García-Page.
fragmentación política. Pero el hecho de que el foco mediático esté continuamente sobre el problema catalán, no ha evitado que el jefe del Ejecutivo castellano-manchego marque otro problema que, a su juicio, ha surgido estos últimos años a cuenta de la aparición de los nuevos partidos y que ha eclosionado en el puzzle parlamentario generado tras las últimas elecciones generales. Una fragmentación que ha ejemplificado en el caso del diputado por la plataforma Teruel existe, que puede llegar a ‘valer’  unos 500 millones de euros, según sus cálculos.
«Este camino no es bueno», «al final un diputado puede conseguir más que todo un partido leal a un país». «Estamos en  un permanente mercadeo y eso es peligrosísimo España conjunto», ha alertado. El Congreso de los Diputados «no está pensado para que cada uno arregle su negocio», sino para hablar de los problemas de España «en su conjunto», ha recordado García-Page.