Sánchez rechaza gobernar con PP y Cs

Europa Press
-

El Presidente del Gobierno en funciones mantiene que un Gobierno del PSOE atenderá las demandas y urgencias "de los catalanes de a pie", ya sea en materia de seguridad, sanidad o infraestructura

Sánchez rechaza gobernar con PP y Cs - Foto: David Zorrakino

Pedro Sanchez ha rechazado este miércoles gobernar con PP y Ciudadanos tras las elecciones del próximo 10 de noviembre. "¿Dónde vamos a ir con partidos que pactan con la ultraderecha?", ha señalado en alusión a los acuerdos que las dos formaciones políticas han alcanzado con Vox para gobernar en Andalucía, Madrid y Murcia. 
En un mitin ante cerca de un millar de cargos, militantes y simpatizantes socialistas en el Centro de Convenciones Internacionales de Barcelona, Sánchez ha descartado pactar con PP y Ciudadanos, como sostiene el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a quien ha acusado de recurrir al "trampantojo" de la gran coalición. 
Bajo el punto de vista de Sánchez, "la derecha no tiene remedio" porque cuando puede sumar, lo hace con la ultraderecha, cuando no puede sumar, "bloquea" un Gobierno del PSOE y cuando gobierna "recorta derechos, libertades y de paso lo que hace es financiarse irregularmente y corromperse". 
En cambio, un Gobierno del PSOE lo que hará si se mantiene en La Moncloa será atender las demandas y urgencias "de los catalanes de a pie", ya sea en materia de seguridad, sanidad o infraestructuras. 
Sánchez ha afirmado que le haría mucha ilusión que "dentro de muy poco" al frente del Gobierno de la Generalitat catalana estuviera el líder del PSC, Miquel Iceta, porque él sí que iba a ocupar de "los problemas de la Cataluña de carne y hueso". En opinión del jefe del Ejecutivo, el PSC hoy es "mucho más que el partido de los socialistas catalanes, es el partido de la solución de Cataluña y de la convivencia", ha subrayado en un atril donde lucía el lema del PSOE de esta precampañas Ara, Govern. Ara, Espanya (Ahora Gobierno. Ahora España). 
El líder socialista ha dedicado una parte de su intervención a poner en evidencia el naufragio del proyecto independentista, construido sobre "una gran mentira" que presentaba a Cataluña como una sociedad uniforme partidaria de desgajarse de España y ha advertido de la contradicción que supone el hecho de que los partidos independentistas quieran estar todos representados en el Congreso de los Diputados, como ha decidido para estos comicios la CUP. 
De hecho, ha señalado que la CUP concurre desdoblada, en alusión a Juan Antonio Geraldes, el politólogo que liderará la candidatura de Iñigo Errejón en Barcelona y que en las pasadas municipales era candidato dentro de una coalición de izquierdas en la que estaba integrada la CUP. 
Pero en opinión de Sánchez, los únicos capacitados para "reconstruir los puentes que unos y otros han quebrado" son los socialistas que aspiran a que Cataluña aporte al proyecto "ilusionante y emocionante" y también "plural" que quieren los socialistas para una España que es "diversa". 
Por eso Sánchez ha instado a no jugar "a la ruleta rusa", a no jugársela de nuevo dos veces, y votar al PSOE para poder desbloquear la situación política actual.