La malaria ya tiene vacuna

SPC
-

La OMS presenta un proyecto piloto inédito con la primera inyección contra la enfermedad parasitaria que pretende inmunizar a 360.000 niños cada año en Malaui, Kenia y Ghana

La malaria ya tiene vacuna - Foto: Frederic Courbet

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acogió ayer con satisfacción el lanzamiento de la primera vacuna contra la malaria del mundo en Malaui en un programa piloto histórico. El país es el primero de tres en África en el que la vacuna (conocida como RTS,S) será inoculada a 360.000 niños de hasta dos años de edad cada año.
«Hemos visto tremendos avances con los mosquiteros y otras medidas para controlar la malaria en los últimos 15 años, pero el progreso se ha estancado e, incluso, se ha revertido en algunas áreas. Necesitamos nuevas soluciones para volver a encaminar la respuesta a la malaria, y esta vacuna nos brinda una herramienta prometedora para llegar allí. La vacuna tiene el potencial de salvar a decenas de miles de vidas de niños», afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 
Tras 30 años de fabricación, este proyecto es el primero y, hasta la fecha, el único que puede reducir significativamente la malaria en los niños. En los ensayos clínicos se observó que previene aproximadamente cuatro de cada 10 casos, incluidos tres de cada 10 enfermedades potencialmente mortales.
«La malaria es una amenaza constante en las comunidades africanas donde se administrará esta vacuna. Los niños más pobres son los que más sufren y tienen mayor riesgo de muerte. Sabemos el poder de las vacunas para prevenir enfermedades mortales y llegar a los niños, incluidos aquellos que pueden no tener acceso inmediato a los médicos, enfermeras y centros de salud que necesitan para salvarse cuando se presente una enfermedad grave. Este es un día para celebrar, ya que comenzamos a aprender más sobre lo que puede hacer esta herramienta para cambiar la trayectoria de la malaria a través de la vacunación infantil», señaló el director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.
El plan está diseñado para informar de las recomendaciones políticas del organismo de la salud sobre el uso más amplio de la vacuna. Se analizarán las reducciones en las muertes infantiles; la aceptación de la vacuna, incluso si los padres llevan a sus hijos a tiempo para las cuatro dosis requeridas; y la seguridad en el contexto del uso rutinario.