El turismo rural registró buenas cifras en marzo

A.G
-

Las pernoctaciones crecieron un 27% con respecto a 2017, cuando la Semana Santa también fue en abril

Una niña, junto a la chimenea de una casa rural. - Foto: Alberto Rodrigo

Las variables fechas de celebración de la Semana Santa, una de las principales temporadas altas para el turismo rural, complican las comparativas interanuales de las cifras de esos alojamientos en los primeros meses de la primavera.
Ese ha sido el caso una vez más con los datos correspondientes a marzo de 2019, publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A diferencia de 2018, esta vez no hubo vacaciones en el tercer mes del año, lo que provocó un lógico y generalizado descenso en el número de pernoctaciones con respecto al año anterior.
En cualquier caso, cabe reseñar que las cifras fueron buenas para el sector en Albacete, probablemente las mejores para un marzo sinSemana Santa.  Así, las 12.0128 estancias registradas suponen un descenso del 27% con respecto a las 16.598 de 2018, pero también el mismo porcentaje de aumento con las de 2017, cuando las pernoctaciones fueron 9.443. 
Menor fue el descenso de viajeros, pues fueron 6.365 los turistas que se alojaron en establecimientos rurales albacetenses, sólo 483 menos que en 2018 (un descenso del siete por ciento). Mientras, en comparación con marzo de 2017, el incremento fue de 1.312 visitantes (un 20% más). Al no haber grandes periodos vacacionales, la estancia media descendió, quedándose en 1,89 días.
Albacete se mantuvo además en marzo como la provincia castellano-manchega con más pernoctaciones de turistas rurales, por delante de Toledo (11.078 estancias), Guadalajara (9.982), Cuenca (8.515) y Ciudad Real (4.585).

(Más información en edición impresa)