Mucho más que una escuela de fútbol

Juan Carrizo
-

La EF Albacer dio un paso adelante en 2014 con la creación de una Academia de Estudios que se ha consolidado, entre otras cosas, como herramienta para fortalecer la formación académica de los jóvenes futbolistas

Alumnos dan clase en la Academia de Estudios de la EF Albacer. - Foto: Rubén Serrallé

Escuelas de fútbol hay muchas en Albacete, pero nadie duda que el gran referente en la capital es la EF Albacer, con 34 años de existencia y siempre en constante evolución. Nació en 1985 como Escuela de Fútbol Albacete y se fue transformando, con la fusión en 2001 con la Unión Deportiva Albacete y Cervantes y pasar a llamarse  entonces EF Albacer.
En 2012 hubo un cambio  en la directiva, entrando gente joven, que había formado parte de la escuela como jugadores y entrenadores. Fran Zamora es el presidente y cuenta con dos escuderos como Marcos Avilés y Juan Ángel López ‘Juanón’. Carlos Escribano es el director de la Academia de Estudios, mientras que Juanky Calero es el director deportivo de la escuela, ayudado en la coordinación por Iván Cascales.
La nueva directiva volcó todos sus esfuerzos los primeros años en el aspecto deportivo, pero «enseguida nos vino a la mente que muchos jugadores causaban baja durante el año por el tema de los estudios, explicó Fran Zamora.
Tanto Zamora como Marcos y Juanón dedicaron muchos años a jugador, desde los seis o siete años que empezaron hasta que pasados los 30 decidieron retirarse en Tercera División. «La experiencia es un grado y veíamos lo que pasa cuando dejas de jugar y no has estudiado. Así se fueron sumando cosas y nos dimos cuenta de la importancia de la formación académica».
«Los que mejor jugaban eran los que peor iban en los estudios. Creemos que cuando un niño va mal en los estudios, quitarlo del fútbol no es la solución. Nosotros pensamos que es a través del fútbol donde se le debe motivar y ayudar, porque si le quitas lo que le gusta la experiencia nos dice que iré todavía peor en los estudios. Los padres que se han dejado ayudar en este sentido han podido comprobar como sus hijos han mejorado en sus estudios», explicó.
En ese afán de mejorar como escuela de fútbol, surgió la idea de montar la Academia. «Siempre hemos tratado de ser algo más que una escuela de fútbol, de hacer cosas diferentes, y ahí surgió la idea de encontrar un local más grande, montar unas aulas, contar con gente profesional en educación y crear la Academia. Eso pasó en 2014, introduciendo la posibilidad de que los alumnos de la escuela de fútbol pudieran venir a refuerzo escolar».

 

(Más información en la edición impresa)