La Junta confirma que ha parado las altas para cobrar el IMS

-

Pero insiste, ante las críticas de IU, que los perceptores de esta prestación la siguen cobrando esta ayuda. «Incluso ha aumentado su prespuesto en 2019» asegura el Gobierno regional

La Junta confirma que ha parado las altas para cobrar el IMS - Foto: ï»Yolanda Lancha


El Gobierno de Castilla-La Mancha ha mantenido los pagos del Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS) a los perceptores de esta prestación, aunque se han paralizado las nuevas altas porque «se han incrementado los usuarios y la cantidad ingresada por los beneficiarios, superando la dotación presupuestaria».
Así lo ha explicado la viceconsejera de Servicios y Prestaciones Sociales, Guadalupe Martín, quien ha informado de que ninguno de los perceptores ha dejado de percibir el IMS y ha valorado que el Gobierno regional «incluso ha aumentado su presupuesto en 2019», según ha indicado en un comunicado la consejería de Bienestar Social.
La viceconsejera ha confirmado que, si bien no se han podido incorporar nuevos beneficiarios al sistema en las últimas semanas, los existentes «están recibiendo y recibirán esta ayuda».
Una explicación que llega un día después de que IU denuncia que el Gobierno regional lleva cuatro meses sin conceder estas ayudas al haberse quedado sin presupuesto para ello. Una situación que ha llevado a la formación de izquierdas a presentar mociones en Ayuntamientos y Diputaciones para reclamar una dotación presupuestaria adecuada para este tipo de partidas.
Cabe recordar aquí que la dotación del IMS era de 15 millones de euros y se elevó hasta los 18 millones, tres millones de euros más que suponen un incremento del 117,76 % desde 2016, que también ha repercutido en el crecimiento de solicitudes, que se ha elevado en 2.418 este año, atendiendo un total de 4.132 beneficiarios en 2019.
Esto, sumado al aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), referente del IMS, ha impedido incorporar nuevos beneficiarios al sistema «sin que en ningún caso se hayan paralizado o rescindido los ya existentes», ha puntualizado la Junta de Comunidades.
En este sentido la viceconsejera de Servicios Sociales ha detallado que el número de personas que perciben el IMS ha subido en un 36 %, que significa «una prestación importante» para el Gobierno regional, ya que, según ha reseñado, son conscientes del desajuste de la cuantía que les ha «obligado a interrumpir la incorporación a finales de noviembre».
«Lo cierto es que ha habido mejor cobertura y con mejor cuantía, y se ha hecho un buen trabajo desde los servicios sociales», ha mantenido Martín, quien ha concluido que en este momento las necesidades urgentes de familias en situación de grave dificultad se pueden atender con Ayudas de Emergencia.