Fulgencio Saura-Calixto: «Un tercio de los cánceres son por mala alimentación»

TERESA ROLDÁN
-

«A partir de los 40 hay que llevar una alimentación saludable porque nos previene de contraer enfermedades»

El investigador Fulgencio Saua-Calixto, ayer en Agrónomos. - Foto: RUBÉN SERRALLÉ

Fulgencio Saura-Calixto, investigador del CSIC habló ayer en la Escuela Superior de Agrónomos del Campus de Albacete sobre Constituyentes de la dieta clave para la prevención de enfermedades crónicas: nuevas perspectivas y aplicación.
¿Cuáles son esos constituyentes esenciales de la dieta?
Son cuatro los constituyentes esenciales: el ácido oleico y la grasa de origen vegetal; la fibra alimentaria; los antioxidantes y  los fitosteroles.
¿Cómo adquiere el consumidor todos ellos en su alimentación diaria?
Eso se traduce en consumir preferentemente los alimentos clave que más nos ayudan a conseguir una dieta saludable: las frutas y verduras, el vino tinto, las legumbres, el aceite de oliva y el pescado (preferentemente azul).
¿Y qué cantidades tiene que tomar de cada uno?
En mi libro que hoy también he presentado ‘Querida comida, querida salud’, una guía científica y sencilla para vivir más y mejor, se recogen las cantidad de alimentos que hay que consumir de todos ellos en el período de una semana para tener una dieta excelente de nutrientes y de compuestos esenciales.
¿Cuida la población que tiene una enfermedad crónica su alimentación diaria?
Presta menos atención a la alimentación que por ejemplo a los fármacos que tiene que tomar para controlar sus enfermedades. A partir de los 40 años es esencial llevar un tipo de alimentación saludable porque nos previene de los factores de riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, cancerígenas o neurodegenerativas. En España tenemos un sistema sanitario bueno para el tratamiento de esas enfermedades y se hace una inversión inmensa. De hecho, está científicamente demostrado que el 60% de las enfermedades cardiovasculares y un tercio de los cánceres se producen por una alimentación incorrecta. Si llevásemos una alimentación correcta imagínate el ahorro de coste social y humano que supondría. Además, existe una publicidad engañosa sobre las dietas, porque llevar una dieta no es restrictivo de nada. En la dieta para que sea saludable tiene que haber equilibrio entre nutrientes y no nutrientes bioactivos.
 

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA