Felpeto se perfila como la primera baja del nuevo Gobierno

C.S.Rubio
-

Una ausencia que se sumaría a las ya de previstas de Agustina García, que dejará Fomento para asumir la Alcaldía de Talavera, y de Juan Ramón Amores, alcalde electo de La Roda

Felpeto se perfila como la primera baja del nuevo Gobierno


Todo parece indicar que el actual consejero de Educación, Cultura y Deportes en funciones, Ángel Felpeto, será la primera baja del nuevo Consejo de Gobierno de Emiliano de García-Page, sumándose así a las ya previstas de Agustina García Élez, que dejará la Consejería de Fomento para asumir la Alcaldía de Talavera, y de Juan Ramón Amores, que hará lo propio con la Dirección General de Deportes como alcalde electo de La Roda que es.
Tanto es así que en la Consejería de Educación se respira estos días «un fuerte nerviosismo», «impropio en un equipo que acaba de ganar las elecciones con mayoría absoluta»,  según apuntan distintas fuentes consultadas por La Tribuna.
Felpeto se perfila como la primera baja del nuevo GobiernoFelpeto se perfila como la primera baja del nuevo Gobierno - Foto: Yolanda LanchaLa edad del todavía consejero es el principal motivo de esta baja. No hay que olvidar que Ángel Felpeto, que cumplirá en octubre 72 años, se incorporó al Ejecutivo regional estando ya jubilado, al ser reclamado por García-Page en mayo de 2016 para cubrir la baja Reyes Estévez. Una consejera que consiguió en solo diez meses poner en su contra a todos los sindicatos, a Podemos y al PP, que pedían día sí, día también, su cabeza en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Felpeto se convirtió entonces en una suerte de ‘as en la manga’ para el presidente de la Junta, con el que ya había trabajado en el Ayuntamiento de Toledo, donde llegó como ‘concejal florero’ y terminó siendo su mano derecha.
Su tono conciliador, su trato afable y su fama de trabajador nato lo convirtieron en el mejor ‘apagafuegos’ posible. Tanto es así, que se dijo que García-Page quiso promoverlo como su sustituto en la Alcaldía toledana, cuando dejó el cargo para afrontar la candidatura a la Presidencia de la Junta. Fue solo un rumor, pero el presidente nunca lo ha desmentido.
desde 1999 en la Junta. Felpeto, nacido en Lugo pero «toledano de corazón», llegó a la capital regional como profesor de Formación Profesional de la conocida como ‘Universidad Laboral’, cargo que abandonó en el año 1999 para entrar en el organigrama de la Junta de Comunidades. Primero en un cargo técnico -fue jefe de servicio de Coordinación del Área de Programas y Servicios Educativos, para dar en 2002 el salto a la política como delegado provincial de Educación, puesto que ocupó hasta 2007, cuando pasó al Ayuntamiento de Toledo como concejal.
Guijarro, Franco y Molina, consejeros claves. En el resto de áreas, todavía es pronto para hablar de posibles relevos, teniendo en cuenta que el Gobierno no se cerrará hasta finales de mes o, incluso, la primera semana de julio.
Con todo, es de esperar que García-Page mantenga el grueso de su actual equipo de Gobierno. Especialmente a los consejeros de Economía y Hacienda, Patricia Franco y Juan Antonio Ruiz Molina, que se han convertido en los principales apoyos del presidente regional. La primera como ‘conseguidora’ de importantes inversiones empresariales para la comunidad autónoma y el segundo como artífice de lo que parecía imposible hace tanto solo cuatro años: que Castilla-La Mancha abandonara la tutela del Ministerio de Hacienda al cumplir con la regla de gasto y con el límite de deuda y déficit público.
Sin olvidar tampoco a José Luis Martínez Guijarro, que se ha convertido en la mano derecha deldel presidente. Primero liderando la oposición en las Cortes durante los años de Gobierno de Cospedal (2011-2015), y después como vicepresidente, cargo con el que lideró las tensas negociaciones matenidas con Podemos durante la pasada legislatura.
En cuanto a los sustitutos de los se van, suena con fuerza en los mentideros políticos el nombre de José Antonio Carrillo Morente, actual director general de Vivienda y Urbanismo, como futuro consejero de Fomento.
A su favor está el hecho de conocer bien esta ‘cartera’, en el que trabaja desde la pasada legislatura. La duda aquí es qué pasara con Talavera si Carrillo finalmente es nombrado consejero. Este albaceteño es a día de hoy concejal electo de este Ayuntamiento, tras ser ‘fichado’ por García Élez como posible concejal de Urbanismo y con el reto de elaborar un nuevo POM para la ciudad de la Cerámica.