Cocemfe y ONCE aplauden que discapacitados puedan 'juzgar'

JOSECHU GUILLAMÓN
-
Imagen de archivo de un discapacitado. - Foto: RUBÉN SERRALLÉ

Hasta ahora los invidentes, sordos y las personas en sillas de ruedas no podían ejercer el derecho a formar parte de un jurado popular

Hasta ayer mismo, para ejercer como jurado era imprescindible «la ausencia de impedimento físico, psíquico o sensorial», según la Ley Orgánica 5/1995, de 22 de mayo, del Tribunal del Jurado.Sin embargo, la modificación del apartado cinco del artículo ocho, que entró en vigor ayer especifica que «las personas con discapacidad no podrán ser excluidas por esta circunstancia de la función de jurado, debiéndoseles proporcionar por parte de la Administración de Justicia los apoyos precisos, así como efectuar los ajustes razonables, para que puedan desempeñar con normalidad este cometido». Esto supone que desde ayer, las personas invidentes, sordas o en silla de ruedas pueden ejercer ese derecho. Los responsables de colectivos como Cocemfe y ONCE en Albacete, Marcelino Escobar y Juan Jesús Sánchez, aplaudieron este cambio normativo porque es un paso más en la normalización de la vida de las personas discapacitadas y supone el poner fin a una discriminación.