Page llama a «votar en masa», al margen de si le ayuda o no

L.G.E.
-
Page llama a «votar en masa», al margen de si le ayuda o no - Foto: Yolanda Lancha

«No sé si que haya más o menos participación me ayuda», admite, «pero lo que sí sé es que cuanta más gente participa, más sólida es la democracia»

¿Pensaban que no iba a llegar este momento? Mañana es el último día de campaña electoral. Page ha apurado casi hasta el final para comprarse un décimo de lotería, algo que hizo esta mañana en Barrax (Albacete) en un puesto de la Cruz Roja en el mercadillo de la plaza. “En todas las campañas, me he encontrado un día o dos un mercadillo”, comentó, “normalmente compro calcetines”.

El que a veces se siente como un feriante es el propio candidato. “Voy de pueblo en pueblo”, expuso, “en la campaña estoy como los tostoneros”. Mañana visitará los últimos pueblos y por última vez podrá pedir el voto para su candidatura. Pero también pedirá el voto por la democracia. Empezó a hacerlo ayer, cuando apeló a “acostumbrarse a votar en masa”. “Quiero pedirle a todo el mundo que vote”, proclamó.

Page insistió en pedir urnas llenas y aclaró que no lo hace porque esté pensando en que le beneficia una participación alta. “No sé si que haya más o menos participación me ayuda”, confesó, “lo que sí sé es que cuanto más gente participe en una urna, más sólida es la democracia, más favor hacemos al sistema”.

Aunque la región suele anotar unos buenos datos de participación, dijo que le preocupa que haya países en los que dos de cada tres ciudadanos se queda en casa y no vota. Recalcando que precisamente el PSOE hace de la igualdad su emblema, subrayó que “vale igual el voto de un agricultor de Barrax, que la de un banquero”.

Mañana es el último día de campaña y va a coincidir con un doble aniversario, que Page empezó a conmemorar en sus intervenciones 24 horas antes. Hace un año se aprobó la Ley de Protección y Apoyo Garantizado para las Personas con Discapacidad, una normativa que para el candidato justifica por sí sola toda su vida política, como confesó. “Establece la obligación de la Administración a hacerse cargo de todas las personas con alguna discapacidad cuando faltan sus padres”, explicó, “me siento muy orgulloso”.

Pero también fue el 24 de mayo de 2018 cuando salió la sentencia de la Gürtel. “Hace un año nos estábamos enterando de que en España todos somos iguales ante la ley, no solo Torra y Puigdemont, sino también los que pagan los impuestos en Suiza, Andorra y Panamá”, expuso. Además esa sentencia provocó una moción y esa moción una nueva etapa política con un Gobierno de España socialista, algo que Page también celebra.

Mañana es el último día de campaña y ya se puede confirmar que en estos 15 días no han pasado por la región líderes nacionales como Albert Rivera, Pablo Iglesias o Pablo Casado (si bien este último estuvo en la presentación del programa de Núñez la misma semana de la pegada de carteles). Estas ausencias no se le pasaron por alto a Page, como recalcó en el siguiente acto del día, en Tarazona de La Mancha.

“Alguien podría pensar que me alegro de que no venga Casado a apoyar a Núñez, que Iglesias anunciara hace tiempo que ni iba a pasar por Castilla-La Mancha o que no venga Rivera”, comentó. Pero lo negó, con independencia de que crea que le beneficie o no. “Me hubiera gustado que los dirigentes nacionales le dieran la importancia a esta región que se merece y que estuvieran haciendo campaña, aunque sea para criticarme”, apostilló.