El Centro de Orientación del Obispado mantiene sus servicios

M.O
-

El servicio gratuito, que cuenta con psicólogos, mantiene su atención presencial martes y jueves, con unas 30 familias asistidas cada año

El Centro de Orientación del Obispado mantiene sus servicios - Foto: VALDIVIELSO

Desde 2016 el Obispado de Albacete tiene en marcha su Centro de Orientación Familiar  Sagrada Familia (COF), un servicio gratuito que se define como  «un recurso multidisciplinar y preventivo para ayudar a las familias en las crisis habituales del ciclo vital, así como en los conflictos que pueden surgir en su desarrollo». El centro mantiene su atención presencial en sus locales de la calle Lepanto 76 dos días a la semana, los martes por la mañana de 10 a 13 horas, y los jueves de 17 a 19 horas. 
Miguel Fajardo es su director, y ayer contaba a La Tribuna que desde su puesta en marcha atienden unos 30 casos al año, satisfechos con el resultado por la respuesta de quienes piden ayuda y la contribución del Centro a superar esos malos momentos: «Desde que empezamos podemos estar ya en los 100 o 120 casos, aunque hacemos aparte de esos casos mucha terapia de teléfono, escuchar, porque saberse acogido y escuchado es importante; en general después de todo este tiempo los resultados son bastante aceptables, bastante óptimos». 
En el Centro se cuenta con un equipo de 16 personas, voluntarios que incluyen personal especializado, con psicólogos y también abogados, decía Fajardo, para atender situaciones de todo tipo: «Nacimos en 2016 porque el obispo, entonces don Ciriaco, estaba muy interesado, y como todo lo que nace de la iglesia el fin que tiene es ayudar, ayuda a las familias que tengan una serie de problemáticas, familiar, personal, matrimonial sobre todo; la base fundamental es ayudar en un problema matrimonial, pero ese problema puede llegar de los hijos, de la familia adyacente, por la economía… Se trata de estar abiertos, que las familias se expresen, y nosotros podemos dar una respuesta a lo que nos piden». No todas las circunstancias facilitan que se pueda encontrar una solución, «cuando nos llegan los casos muchas veces han pasado ya por muchos recursos», explicaba el director del COF Sagrada Familia, que apuntaba a su vez que «se nota si hay un problema incipiente, si es algo que ves que está enquistado tiene más difícil solución». 

TODA LA INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA