CCOO buscará la conciliación sin rebaja salarial

J.A.J
-

El sindicato quiere incluir en los convenios colectivos medidas que no pasen por la reducción de jornada laboral, como la flexibilización de los horario de trabajo

Carolina Vidal, secretaria de Acción Sindical de CCOO, y Rosario Martínez, secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO.

Comisiones Obreras buscará incluir en los convenios colectivos alternativas para la conciliación de la vida laboral y familiar que no pasen por la solución más usual, la reducción de la jornada laboral (y el sueldo) por parte de uno de los miembros de una pareja para el cuidado de hijos menores y otros familiares dependientes. Así lo trasladó este martes su secretaria regional de Acción Sindical, Carolina Vidal, durante la presentación de un balance sobre los últimos datos consignados en la Encuesta de Población Activa (EPA) sobre la brecha entre hombres y mujeres en el trabajo.
Vidal explicó que CCOO «quiere negociar y pactar con las patronales en todos los convenios colectivos fórmulas para que las personas trabajadoras puedan adaptar su jornada laboral para conciliar vida laboral, familiar y personal sin necesidad de acogerse a una reducción de jornada». Entre estas fórmulas, sugirió una flexibilización de los horarios de trabajo orientada en este sentido.
La responsable de CCOO señaló que, actualmente, las fórmulas de conciliación se basan en una negociación personal del trabajador o trabajadora con su respectiva empresa. Por ello, defendió que este asunto sea incluido en la negociación colectiva para que quien se vea necesitado de una medida de conciliación no quede sometido «al arbitrio del empresario» en la aplicación de las leyes para esta cuestión.
Vidal destacó que la implicación de un trabajador, normalmente mujer, en una tarea de cuidado de  otra persona, no debe traducirse en una merma de sus retribuciones. Así, puso en valor una reciente sentencia conseguida por los servicios jurídicos del sindicato en Toledo, gracias a la cual a una agente medioambiental se le ha reintegrado el dinero que habitualmente percibe por guardias tras haber pasado un embarazo.
La todavía mayor implicación de las mujeres en el cuidado de hijos menores u otros familiares dependientes sigue pasando factura al colectivo laboral femenino. La secretaria regional de Mujeres e Igualdad de CCOO, Rosario Martínez, se remitió a diversos datos de la EPA del tercer trimestre de este año para corroborarlo. En la población de 25 a 49 años, la tasa de empleo de hombres sin hijos es del 84,7 por ciento, frente al 74,3 por ciento en las mujeres sin hijos. En el caso de tener hijos la diferencia se ensancha a un  89,4 por ciento de los hombres y un 68,2 por ciento de las mujeres. La EPA permite concluir que, con más hijos, disminuye la continuidad de la mujer en el mercado laboral. Con un descendiente trabajan el 89,6 por ciento de los hombres y el 69,9 por ciento de las mujeres; con dos un 90,3 por ciento de los hombres y un 68,4 por ciento de las mujeres; y con tres o más hijos la tasa de empleo es del 80,5 por ciento hombres y sólo el 47,7 por ciento  de las mujeres.
Protocolos contra la discriminación por sexo. CCOO defendió la necesidad de generalizar en los convenios los protocolos contra cualquier acoso en empresas por sexo. Vidal hizo un llamamiento al empresariado a «remover obstáculos para que ni objetivamente ni subjetivamente haya discriminación a las mujeres por el hecho de serlo».