Servicios esenciales: una respuesta adaptada al ciudadano

Javier D. Bazaga
-

La digitalización ha sido uno de los pilares que ha permitido a sectores como el educativo, el logístico o el financiero, seguir prestando los servicios necesarios para mantener su actividad y servicio al público con total garantía de seguridad

Servicios esenciales: una respuesta adaptada al ciudadano

Charles Darwin no promovió la ley del más fuerte como se suele creer, sino la capacidad para adaptarse al entorno para sobrevivir. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha llevado a la práctica esas teorías como nunca en muchos sectores productivos, pero no para sobrevivir o hacer negocio, sino para seguir prestando «un servicio esencial».
Los servicios esenciales decretados por el Gobierno en el Estado de Alarma no lo son solo porque sean necesarios, sino porque han demostrado una capacidad de adaptación que les ha permitido transformarse para seguir desarrollando una labor indispensable para la ciudadanía durante estas semanas que llevamos de confinamiento, y con la mayor de las garantías de seguridad y para la salud.
BBVA y Promecal, grupo editor de este periódico, celebraron esta semana un encuentro informativo virtual con algunos de los representantes de estos llamados ‘servicios esenciales’, en el que se puso en valor la respuesta que han dado a una crisis ante la que han tenido que adaptar muchos de sus protocolos de actuación. No en vano, para muchos ha supuesto una auténtica transformación en la forma de trabajar, en los procesos, y para otros una aceleración de los proyectos tecnológicos que en algunos casos  venían desarrollando.
Esta crisis «nos ha pillado de nuevas», asegura José María San Román, director gerente del Grupo San Román, empresa que se dedica al transporte sanitario y servicios funerarios. Una labor en la que se vieron desbordados al principio de la pandemia, y que les obligó a establecer protocolos de desinfección exhaustivos e inmediatos para el personal y el transporte. En los días de mayor incidencia de la infección, llegaban a desinfectar más de 400 ambulancias diarias.
Y es que en este servicio se da la particularidad de que «el transporte sanitario no lo podemos hacer ni por internet ni desde casa», apunta San Román. Es por eso que la protección del personal también ha sido una prioridad desde el primer momento, con la dificultad que supuso adquirir los equipos de protección en el mercado -algunos pedidos se los requisó el Ejecutivo.
Su Grupo también ofrece servicios funerarios en los que han vivido situaciones «tremendas» dadas las restricciones para evitar aglomeraciones, y donde «era muy duro ver que los familiares no se podían despedir de sus seres queridos». Por eso se mostró orgulloso de su personal a los que no quiere definir como héroes. «No me gusta hablar de héroes, me gusta hablar de profesionales, que es lo que han demostrado ser en los momentos más difíciles», subraya San Román.

Educación
En el sector educativo esta crisis también ha supuesto una revolución con la suspensión de las clases presenciales y el práctico convencimiento de que el curso no se podrá reanudar. Para Miguel Ángel Collado, rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, esta pandemia ha provocado una «auténtica disrupción como universidad» al tener que elevar exponencialmente el nivel de la docencia no presencial. Se tuvo que hacer frente a una situación «masiva, intensiva e inmediata»de formación no presencial en los distintos grados.
Solo antes de la Semana Santa ya había 23.000 miembros de la universidad participando en plataformas no presenciales en un solo día. «Ha supuesto todo un reto para los  estudiantes, pero también para los profesores y gestores de la universidad», señala Collado, satisfecho porque a pesar de las dificultades todo «ha funcionado bien».
Ahora para Collado el verdadero reto es «acabar el curso académico», para lo que habrá que superar el escollo de una evaluación no presencial con un verdadero desafío académico y tecnológico. En este sentido, puso sobre la mesa la «brecha digital» a la que nos enfrentamos como sociedad, con diferencias en la población en cuanto a la disponibilidad de material así como de conectividad que dibuja un mapa muy diverso. La universidad prestó los equipos de que disponía antes de la pandemia, unos 360 portátiles, y adquirió otros 750 además de lineas de datos para que los estudiantes puedan hacer frente a esa evaluación.
«Hemos tenido que tomar decisiones complicadas, pero estábamos convencidos de que debíamos tomarlas», reflexiona el rector, agradecido por la respuesta que ha dado la comunidad universitaria ante esta situación, que se está volcando para poder llevar a buen término esa evaluación.

Logística
En Tecnove, empresa especializada en transformación de vehículos y fabricación de carrozados, además de en construcción de campamentos y servicios de catering, constituyeron desde las primeras señales de alerta un ‘gabinete Covid19’, consiguiendo «con rigurosidad y disciplina» que ninguno de sus más de 1.200 empleados se contagiara, y poder seguir así ofreciendo sus servicios. La prioridad fue garantizar la seguridad. «No es momento de la rentabilidad, es momento de la capacidad humana y la generosidad empresarial», afirma su presidente, Eusebio Ramírez, convencido de que es momento de trabajar unidos y no mirar por el interés propio.
En Tecnove fabrican camiones frigoríficos e isotermos para el transporte de alimentos, labor que se han visto obligados a intensificar en un momento en el que «son más necesarios que nunca». También se han visto dificultados a la hora de exportar los contenedores de alimentos a otros países a los que prestan servicios de catering, porque tienen otros protocolos, por lo que han tenido que buscar rutas alternativas y proveedores para seguir prestando ese servicio que en España también dan a hospitales como el 12 de Octubre.

Financiero
Para el director territorial centro de BBVA, Juan Carlos Hidalgo, «desde el primer momento la prioridad han sido las personas», por lo que centraron sus acciones en los clientes favoreciendo el uso de canales no presenciales, y también para los trabajadores adaptando los modos de trabajo con el ánimo de proteger la salud de ambos colectivos. En esto el proceso de digitalización que ya venía desarrollando el banco ha sido fundamental, aunque sin perder de vista la «cercanía» por lo que, aunque el 90% de la plantilla se encuentra teletrabajando, mantienen un 30% de oficinas abiertas para responder a los clientes que requieran alguna gestión física.
Otro pilar en el que han trabajado intensamente ha sido el de ofrecer ayuda a la sociedad, que en el caso de Castilla-La Mancha se ha traducido en 60 respiradores y otro tipo de material sanitario destinado a los profesionales de la salud.
Pero si algo se ha revelado como necesario para BBVA en este periodo ha sido contribuir a mitigar el impacto económico que esta crisis va a dejar en familias y empresas, por lo que decidieron desarrollar un conjunto de iniciativas de apoyo como el adelanto del abono de la pensión y del subsidio por desempleo, o iniciativas para facilitar el pago de los préstamos. Para las empresas, pymes y autónomos pusieron a su disposición 25.000 millones de euros en préstamos inmediatos para ayudarles a mantener su actividad.
De hecho, los responsables de Tecnove y del Grupo San Román agradecieron esta disposición de la entidad financiera a «ser parte de la solución».
Los cuatro participantes en esta mesa virtual coincidieron en reconocer la capacidad de respuesta de los sectores esenciales, y los cambios que provocará en el futuro. Como que la investigación «va a ser esencial para el país» como puso en valor el rector, que recordó que la UCLM tiene en Albacete un equipo investigando 4.000 técnicas de procesado molecular para el diagnóstico del coronavirus.
«Tenemos que salir aprendiendo de esto», reclama San Román, seguro de que «vamos a salir fortalecidos» a pesar de que esta crisis «nos está cambiando la forma de entender la estructura». Para el presidente de Tecnove «de esta crisis sacaremos la capacidad e ingenio para abrir nuevas líneas de actividad» con procedimientos mejorados, almacenes mejor dotados y gabinetes sanitarios en las empresas.
El responsable de BBVA, Juan Carlos Hidalgo, reparó en la mayor cercanía que están viendo en los clientes hacia las tecnologías, con mayor uso de los recursos digitales para hacer operaciones, un mayor uso de las tarjetas para pagar, o la posibilidad de abrirse una cuenta de manera remota.
Y es que en la ‘selección natural’ de la que hablaba Darwin a mediados del siglo XIX, se defendía la supervivencia de «los más adecuados». Y los más adecuados siguen siendo los servicios esenciales que nos proveen de lo necesario en un periodo de crisis sin precendentes, y tras el cual les seguiremos necesitando.