Jose Monzonís Salvia: «Las exportaciones de calzado almanseño se estancaron en 2015»

Luis Bonete
-

José Monzonís acaba de ser nombrado presidente ejecutivo de la Federación de Industrias de Calzado de España

José Monzonís Salvia. - Foto: Luis Bonete

La Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), en su último comité ejecutivo y asamblea general del año 2015, eligió al ingeniero industrial José Monzonís Salvia como nuevo presidente ejecutivo de la Federación. Con su llegada, según un  comunicado de la patronal, «concluye un periodo de transición y fuerte reestructuración del sector iniciado en el año 2013».  
¿Cuáles son los sus objetivos en su nueva etapa en FICE?
Mis retos son los mismos que los de un directivo al frente de una compañía: cómo vender más y mejor, como incrementar la rentabilidad y hacer la federación más sostenible a largo plazo.
  ¿Es buena la llegada a FICE de alguien como usted ajeno al sector del calzado?
Tengo que decir que las cosas en el sector se han hecho muy bien en los últimos años 10 años. No vengo a cambiar las cosas, sí a dar un impulso nuevo desde la perspectiva de nuestras propias posibilidades. En FICE no decidimos por las empresas asociadas, pero sí les vamos a facilitar herramientas que les permitan a medio y largo plazo mejorar su negocio.
¿Cómo está posicionado el calzado español en los mercados internacionales?
En líneas generales y en lo que corresponde a las líneas medias-altas, el calzado español está a la vanguardia, aunque también hay ejemplos muy positivos en el sector  correspondiente al lujo. Los zapatos españoles, en general, están enormemente reconocidos en los mercados internacionales.
¿Precio y diseño sirven para competir con el calzado italiano?
En líneas generales, nosotros no competimos con el zapato italiano, estamos orientados al segmento medio-alto, mientras que Italia se centra más en el lujo, por ello tenemos unas oportunidades de crecimiento muy  importantes.
¿Crear marca e internacionalizar el zapato es un reto?
Crear, reforzar y construir marcas es un objetivo que FICE comparte al cien por cien con muchas de las empresas asociadas.
¿En qué estado se encuentra el ‘made in Spain’?
Está enormemente reconocido en los mercados internacionales. En FICE tenemos una marca propia Shoes from Spain que tenemos para dar cobertura a todas las empresas que salen con nosotros al exterior, y ha ido ganando reconocimiento y prestigio, día a día.
¿Qué está dispuesto a aportar FICE a las empresas del sector?
Fundamentalmente, ayudarles a seguir creciendo para que ocupen mayores espacios en los mercados internacionales, con  mayor rentabilidad y de forma sostenida y sostenible en el tiempo.
¿Qué mercados son más atractivos en estos momentos?
Europa sigue siendo el 80 por ciento de las exportaciones. No perdemos ojo a Asia y el Pacífico con México y Colombia como mercados muy atractivos.
¿Tiene solución la economía sumergida en el sector?
La economía sumergida es un mal endémico, no solamente del  sector del calzado, sino del conjunto del país.  No es buena para el país y tampoco lo es para las empresas, ya que a largo plazo distorsiona indicadores, criterios y también lo hacen con las  medidas y estrategias en las compañías.
¿En qué momento se sitúa el calzado de Almansa?
El calzado es el motor económico de Almansa, principalmente, por su propia especialización. El zapato almanseño pasa por un buen momento aunque es cierto que en 2015 se ha notado un estancamiento en las exportaciones. No es preocupante, pero sí un toque de atención para seguir buscando nuevos mercados para el zapato de caballero.
¿Cuál fue el volumen de exportación del primer semestre?
En 2015, en los primeros seis meses, Almansa exportó zapatos por valor de 50 millones de euros, cifra similar a la realizada en el mismo periodo de 2014.
¿Qué caracteriza el zapato que se fabrica en Almansa?
Con cierta heterogeneidad, el zapato de caballero almanseño está muy orientado a segmentos  medios-altos internacionales; hay alguna excepción que orienta sus productos al lujo. El almanseño es un zapato muy bien hecho y de excelente calidad, por lo tanto, goza de un enorme prestigio internacional, y que debe de seguir potenciando sus marcas.
Almansa es referente mundial del calzado vaquero. ¿Cómo se ve desde FICE esta circunstancia?
La evidente especialización de una marca almanseña en el calzado vaquero como producto «nicho» está produciendo unas grandes efectos a nivel internacional como consecuencia de la utilización e inclusión en los procesos de producción de las nuevas herramientas tecnológicas.
¿Recién llegado a FICE, qué mensaje enviaría a los empresarios zapateros de Almansa?
Dos cuestiones: la primera es que deben de seguir siendo motores fundamentales del desarrollo social y económico de la ciudad. Y también que, para poderlo lograr y no sin esfuerzo, pueden y deben de contar siempre con el apoyo de FICE y su presidente.
¿Política de FICE para con sus asociados?
Respeto total para las estrategias de negocios de las empresas.