scorecardresearch

David Castro: "Me gusta acabar las carreras al esprint"

Juan Carrizo
-

El triatleta del EQTR Rodacal Beyem se proclamó campeón de España de triatlón sprint en Pontevedra un mes después de alzarse también con el oro en la categoría Elite

David Castro cruza la meta para proclamarse campeón de España de triatlón sprint. - Foto: FETRI

La temporada está a punto de finalizar con el triatleta rodense David Castro (EQTR Rodacal Beyem) en uno de sus mejores momentos. Si hace un mes se proclamaba campeón de España de Triatlón Olímpico en Banyoles, este fin de semana volvía a subirse a lo más alto del podio en el Campeonato de España de Triatlón Sprint celebrado en Pontevedra.

En el Triatlón Sprint las distancias son la mitad que en el Olímpico, así que de 1.500 metros de natación, 40 kilómetros de bicicleta y 10 kilómetros de carrera a pie se pasa a nadar 750 metros, 20 kilómetros de bicicleta y cinco kilómetros de carrera.

Castro realizó una gran prueba y otra vez aprovechó su gran potencia en el esprint final para imponerse a uno de los grandes favoritos al triunfo, Alberto González (Triatlón Inforhouse Santiago), al que solo pudo dejar atrás en los últimos 100 metros de la prueba. Con un tiempo oficial de 55 minutos y 39 segundos, solo cinco segundos menos que González (55:44), Castro lograba el título de campeón de España, completando el podio Jordi García (CN Sabadell), con un tiempo de 55 minutos y 53 segundos.

Este campeonato también tuvo representación del Club Triatlón Albacete, cuyo mejor resultado fue para Ángel Sánchez, precisamente el triatleta que disputó el oro con Castro hace un mes en el Triatlón Olímpico y que tuvo que conformarse con la plata y que en este Triatlón Sprint acabó en novena posición.

El triatleta rodense se encontraba ayer muy satisfecho con este nuevo título nacional conseguido en una temporada complicada por diversos motivos. «Se están dando bien las cosas», señalaba ayer a este diario.

Castro explicó que «fue una carrera muy táctica y emocionante. Las ser las distancias más cortas todo está mucho más apretado y las diferencias son mínimas. En la natación conseguí salir tercero y se montó un grupo de cabeza con cinco triatletas. Por detrás había un grupo de seis y faltaban varios de los favoritos así que hubo entendimiento y cuando llegamos a la carrera a pie teníamos 50 segundos sobre el segundo grupo, así que ya sabíamos que nos lo íbamos a jugar entre nosotros».

El rodense tenía claro que su principal rival era Alberto González, se semana pasada sexto en el Europeo celebrado en Valencia. «Había mucho viento y en el último kilómetro daba de cara, nadie se quería precipitar, todos estaban a la expectativa y yo me decidí a atacar faltando 500 metros. Creo que pensaron que me había precipitado y aunque Alberto González intentó seguirme no pudo alcanzarme. Confiaba mucho en mi esprint, lo lance desde lejos y hasta los últimos 100 metros no pude deshacerme de González, lo que hizo que el final fuera muy emocionante».

Su triunfo en Banyoles, en el Campeonato de España de Triatlón Olímpico, también fue con un esprint final. «Cuesta mucho, en ambos casos. En el Olímpico porque llevas dos horas de competición  y hay mucho desgaste y en el esprint al revés, porque la gente suele llegar más fresca, con más gas y es mucho más difícil sorprender. Amí me encanta finalizar las carreras al  esprint, porque confío mucho en los últimos metros. El último kilómetro fue muy táctico, me dejaron la responsabilidad, me quisieron probar y los dejé sin reacción».

 

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna (https://latribunadealbacete.promecal.es))