La capital, entre las de menos contaminación lumínica

Ana Martínez
-

Un estudio de la Universidad de Exeter verifica que el municipio emite una potencia de 2,8 KW/km2, que se rebajará con la renovación del alumbrado

La capital, entre las de menos contaminación lumínica - Foto: Andrea Merino Santamaría

El color asignado para Albacete es el amarillo, el menos intenso de un total de cinco que van creciendo en tonalidad hasta llegar al rojo carmesí. Otras cinco capitales de provincia la acompañan en el color, casualmente dos de ellas de Castilla-La Mancha.
Un estudio de la Universidad de Exeter, dirigido por el astrofísico español Alejandro Sánchez de Miguel, ha incluido la capital albacetense entre las seis ciudades españolas con menor contaminación lumínica, 2,8 kilowatios por kilómetro cuadrado,  solo superada por los 2,1 KW/km² de Ciudad Real, los 2,6  KW/km² de Badajoz, empatada con Teruel, y superada por sus 2,9 kilowatios por metro cuadrado por Toledo y los 3,5  KW/km² de Cáceres.
El estudio, que se ha realizado en 2.000 municipios españoles, destaca la elevada contaminación lumínica que registra Valencia, con un color rojo intenso por sus 9,2 kilowatios por kilómetro cuadrado, y Huelva, que alcanza los 7,8 KW/km². 
Todo apunta a que el problema que agudiza la contaminación lumínica en las ciudades no está originado por el tipo de lámpara empleada -que también-, sino por la ubicación y dirección de las luminarias en cuestión, es decir, por un alumbrado público mal diseñado e ineficiente que dirige la luz hacia arriba -hacia el cielo- y no hacia el suelo o los espacios de su alrededor. A ello se añade, según especifica el mencionado estudio inglés, que la temperatura de color -de amarillento a más blanco- de las farolas también es relevante.

(Más información en la edición impresa).