Los exjugadores de la Arandina defienden su inocencia

EFE
-

El magistrado declara el juicio visto para sentencia y Fiscalía y las acusaciones mantienen su solicitud de penas de cárcel de hasta 40 años para cada jugador. Los futbolistas aseguran que la denuncia les "ha arruinado la vida"

Carlos Cuadrado a la salida de la Audiencia Provincial de Burgos - Foto: Santi Otero

Los tres exjugadores del Arandina Fútbol Club acusados de una agresión sexual supuestamente cometida contra una menor de edad han hecho uso de su derecho a la última palabra al final del juicio en la Audiencia Provincial de Burgos y han defendido su inocencia.

Los tres han coincidido en que son inocentes, en que este asunto les "ha arruinado la vida" y han pedido "justicia", según han informado fuentes jurídicas y dos de los tres encausados, tras finalizar la vista oral, en declaraciones a los periodistas.

"Soy inocente y espero que se haga justicia", ha expresado uno de los encausados, Raúl Calvo, quien no ha podido seguir hablando debido a su estado de nerviosismo.

Su letrada, Olga Navarro, quien ha explicado que el joven ha tenido que salir de la vista oral por su estado de "excitación nerviosa", se ha mostrado confiada en que la sentencia les sea favorable por todas las pruebas que se han visto en el juicio y ha opinado que "la condena que se está pidiendo por ser un tema mediático es una barbaridad".

"Estos dos años y los tres meses de prisión han sido un infierno para nosotros", ha manifestado otro de los acusados, Carlos Cuadrado, Lucho, quien ha pedido que, igual que se solicita justicia para el que es culpable, se haga también en su caso cuando se es inocente, y ha expresado que "la gente debe darse cuenta de que ésta es una denuncia falsa".

Después de seis sesiones, ha finalizado la vista oral en la que Raúl Calvo se enfrenta a la petición de 40 años por parte de la Fiscalía y los otros dos encausados a 39 años de prisión, mientras las defensas demandan la absolución.

Los letrados de los encausados han reclamado este jueves que, en caso de sentencia condenatoria, el tribunal tenga en cuenta que no conocían la edad de la víctima y que en todo caso no sabían que mantener relaciones con una menor de 16 años es delito.