Rubén Perelló marca el ritmo del CB Almansa

J.L. Royo
-

El entrenador mallorquín logra hacer historia tras coger el equipo en Primera División Nacional y colocarlo en LEB Oro con tres ascensos en tan solo tres temporadas

Rubén Perelló, durante un partido de esta temporada. - Foto: José Miguel Esparcia

La historia del Afanion CBAlmansa ya ha alcanzado el nivel de noticia nacional. Un modesto club acostumbrado a jugar en las categorías más bajas del baloncesto de Castilla-La Mancha, ha pasado a lograr el ascenso a LEBOro, la segunda categoría del basket español en tan solo tres temporadas. El artífice no es otro  que Rubén Perelló Paricio (Palma de Mallorca, 1981), que llegó al club hace tres años para darle un giro y profesionalizarlo y ha logrado un hito en el baloncesto español, con tres ascensos consecutivos.
Llegó a Almansa en el año 2015 con un currículum envidiable que incluía un ascenso a la ACB con el Lucentum Alicante y varias temporadas en LEBOro, pero ese año, el CAIZaragoza le llamó para ser segundo entrenador junto a su maestro Andreu Casadevall y el proyecto almanseño no llegó a arrancar.
Regresó en la temporada 2016-2017 y desde entonces el club no ha parado de crecer. Ascendió esta temporada a Liga EBA y la siguiente a LEBPlata, para este año dar el salto LEBOro. La palabra que le viene a la mente cuando se le recuerda la historia es «alegría» y no solo por los tres ascensos consecutivos, «que es un hecho histórico en el baloncesto nacional, sino por conseguir que una ciudad entera vibre, se apasione y disfrute con su equipo».
Para Perelló el salto que ha dado el Almansa viene dado por «el trabajo, somos un club serio, sin un gran presupuesto, pero con gente con muchas ganas e ilusión que trabaja diariamente para que esto salga adelante».
Pero también porque «tenemos claro de dónde venimos, quiénes somos y dónde queremos ir. Intentamos ser un poco mejora cada día y no tener pájaros en la cabeza» y por último, también lógicamente se ha llegado hasta aquí «por los resultados deportivos, hemos hecho tres campañas magníficas y además hemos enganchado a toda la ciudad y juntos hemos sido capaces de ser más fuertes y así hemos asentado un  proyecto con buenos cimientos».
El CBAlmansa se clasificó para la fase de ascenso y ahí es donde demostró su fortaleza tras lograr 11 victorias en 12 partidos. «Con la salvación conseguida en febrero, entramos penúltimos en la fase de ascenso y ahí fue nuestro punto de inflexión, nos juntamos y decidimos ser valientes, disfrutar de lo que nos quedaba, cambiar parte de la filosofía de juego y creernos que éramos capaces de competir contra cualquier rival a pesar de tener le menor presupuesto. Hemos sido el mejor equipo de la segunda fase».

 

(Más información en la edición impresa)