Cristina Soria: «'Fantasma' es un puñetazo, no te deja indiferente»

A. Díaz
-

La albacetense Cristina Soria es la actriz principal de Fantasma, película que es estreno absoluto en Abycine

La actriz albacetense Cristina Soria. - Foto: C.S.

La actriz albacetense Cristina Soria protagoniza el primer largometraje de David Navarro, Fantasma, estreno absoluto en Abycine, que se proyectará mañana, a partir de las 22,30 horas en el cine Capitol, con presencia de la protagonista, entre otros. Cristina Soria comentó a La Tribuna de Albacete sus sensaciones ante este estreno.
Una película con un punto de partida muy duro.
Lo es, una película muy dura y apasionante. Mi personaje, Marta, es una mujer que lleva una vida normal, es feliz con su marido y su hija, pero intenta hacer en su vida algo especial, dándole una sorpresa a su marido por medio de un programa de televisión. Llenan su casa de cámaras ocultas y mientras se graba ese programa, descubre que su marido abusa de su hija de año y medio. En el momento en que quieres que tu vida sea mejor, ocurre algo que la destroza.
¿Un papel muy importante en su carrera?
Sí. La verdad es que cuando David Navarro me contó el argumento de la película y me pasó el guión, necesité un par de días antes de leerlo, porque solamente  con la historia me encogió las tripas, fue directa al corazón, pero cómo no hacer un papel así e intentar que sea un trabajo grande, enorme, era un reto. Además venía de hacer comedia y éste es un papel que no se te ocurre rechazar, aunque tuve que parar, coger aire, leer el guión, preparar el personaje y te puedo decir que he dejado un trozo de mí en el camino.
¿Ha sido muy complicado construir el personaje protagonista de Fantasma?
Fue complicado meterse en él cada día durante el tiempo de rodaje, porque por mucho que como actriz estés preparada para meterme en lo más profundo de algo y en cuanto eso acaba, salir, llega el momento en que tantas horas al día grabando, conectando con tanto dolor, con tantos momentos tan duros; de repente acabas de grabar, vas a tu casa a olvidarte, pero algo está quedando y así fue desde el primer día de rodaje. Luego, al verla, se reactiva.
 ¿Cuál es la sensación desde la butaca?
Bastante chocante, porque veía a un personaje tan desnudo, al que le estaban pasando tantas cosas que me sentía muy desnuda emocionalmente. Desde luego el personaje me acompaña, algo de él me ha quedado.
¿Qué tal funciona la película?
Fantasma es como un puñetazo, no te deja indiferente, no puedes verla y no sumergirte en ella, no sales igual que has entrado y eso es muy valioso. Marta, de alguna manera, cuando todo ocurre, descubre que en el fondo algo sospechaba, imaginamos algo pero no lo queremos ver.
¿Qué supone traer la película a su tierra, a Albacete?
Estoy emocionadísima, una gran alegría por el estreno absoluto y llevar esta película, este personaje que es tan importante en mi carrera y estrenar en casa, en Abycine, siento que tenido mucha suerte, porque ahí será la primera proyección abierta.
¿Hace mucho tiempo que no nos visita con algún proyecto?
Es lo que pensaba, porque he  ido por todas partes, haciendo teatro y en Albacete aún no he parado. Me fui y aún no habían reformado el Teatro Circo, no actúo desde que era pequeña, con las funciones del colegio antes de la reforma del teatro y me parece todo especial.
Drama, comedia, ¿dónde se siente más cómoda?
No sabría elegir, me siento muy  cómoda en ambos registros. Sigo haciendo comedia, drama y sólo sé que muero por actuar.
¿Es complicado hacer compatible en un momento cine y teatro con televisión?
Lo complicado es el esfuerzo de levantar la maquinaria, pero cuando más complicado es y más en activo estás, en el fondo eres más feliz y estás más entrenada, con esa maquinaria a punto para cambiar de registro. No me resulta  difícil porque los actores no queremos hacer otra cosa que no sea actuar, que venga todo, estamos para eso.
Ha estrenado un largometraje, Madrid, te odio y tiene en cartel una comedia.
Sí, fenomenal, estamos esperando a que se estrene en Madrid la película y en cuanto a la comedia, Un balcón con vistas, hemos estado en Madrid, en Lara y Gran Vía y ahora estamos de gira y con muchas ganas de llevar la obra a Albacete. Es una función divertidísima, está sensacional, es uno de esos regalos que te caen porque es una obra estupenda y con un reparto maravilloso. Me encantaría llevarla en 2016.