El Banco de Alimentos reparte 450.000 kilos hasta este mes

SARA RUIZ
-

La novedad de la entidad es que José Luis Morcillo es el nuevo presidente, tras la jubilación de José Antonio García

Los voluntarios del Banco de Alimentos de Albacete trabajan todos los martes y viernes en un proceso de elaboración y congelación de pollo - Foto: ARTURO PÉREZ

Un buen número de familias y empresas están viviendo al límite ante el encarecimiento del precio del dinero y asfixiados por los altos costes de la energía, los alimentos, la vivienda y los créditos. La solidaridad es clave para miles de hogares que se encuentran en una situación de vulnerabilidad. Y de solidaridad, entienden muy bien los albacetenses. Una de las ayudas, con la que cuentan las personas en situaciones de vulnerabilidad, es a través del Banco de Alimentos.  La Federación de Bancos de Alimentos la conforman 54 bancos, de los que el Banco de Albacete es uno de ellos. Atiende a 100 asociaciones, y llega a las personas más vulnerables mediante el reparto de alimentos y artículos de primera necesidad. En muchas ocasiones a través de Cáritas y llegando a residencias de mayores, conventos y otras entidades que así lo requieran. 

Cabe resaltar que el Banco de Alimentos cuenta con un nuevo presidente, José Luis Morcillo, que ocupará la gestión de esta entidad tras la jubilación de José Antonio García García. «El patronato continúa con la misma estructura, solo ha habido alguna incorporación nueva», explicó Quico Lledó, miembro del patronato. 

Lledó informó de que «la denominada Operación kilo 2023 fue todo un éxito. Se recogieron 50.000 kilos y en la Gran Recogida de 2022, se recogieron 115.000 kilos, un éxito arrollador», explicó Lledó.   

Explica Lledó también que, en 2022, «hemos tenido un incremento de entre un 15% y un 20% de demandas, y hemos tenido entre un 12% y un 15% menos de recursos. Las empresas estaban afectadas por la crisis y notamos que descendió un poco, hicimos unas negociaciones con grandes superficies y logramos que nos cedan las mermas, que para nosotros son muy importantes».

En 2021, «el Banco de Alimentos de Albacete atendió a unas 7.000 personas. Ese año, en octubre ya se había repartido 735.000 kilos de alimentos, una cifra superior a años anteriores que muestran la preocupante situación de los colectivos más vulnerables», recordó Lledó.

Lledó manifestó que «es importante resaltar que la forma de colaborar con el Banco de Alimentos cambió hace unos meses. Nos da una libertad extraordinaria. El cliente llega al supermercado, realiza su compra y, al llegar a la caja, el cajero o cajera le invita a colaborar con el Banco de Alimentos. En el ticket de compra aparecerá la donación que desee realizar a la organización. Ese dinero se destinará a una cuenta específica de la organización y solo se podrá emplear para alimentos, que serán adquiridos en esa misma superficie».

«Este sistema (puesto en marcha a raíz de la pandemia) nos facilita y nos da mucha más operatividad, de esta forma optimizamos los recursos que nos llegan y, a lo largo de todo el año, vamos comprando lo que realmente necesitamos», explica Lledó. «Este año, estamos teniendo problemas con la leche y el aceite . Europa está recortando mucho las ayudas sociales; por ello explicó Lledó que «hace poco, hemos comprado cuatro palets de leche y aceite». Además, explicó que «a nadie se le ocurre donar pañales y sal, y sí arroz y pasta». «A nosotros en el Banco de alimentos no nos sobra nada pero los ciudadanos reclaman leche, aceite y las conservas», agregó Lledó. 

Entidades. El Banco de Alimentos de Albacete atiende en la actualidad a unas 80 entidades y a más de 7.500 personas. Una cifra que casi se corresponde con la cifra del ejercicio anterior. «Ha bajado un poco, pero debido a que se han agrupado las entidades, entre ellas, las cáritas parroquiales». Lledó recordó que «el Banco de Albacete  se dirige a toda la provincia, a los municipios como Almansa, Villarrobledo, Caudete, Hellín y el Pesebre, entre otros». 

El balance que realizó Quico Lledó hasta julio de 2023 es positivo. «Hasta el 10 de julio se han repartido 450.000 kilos y hemos recogido 420.000 kilos», resaltó.  «Esto se traduce en un 11% más que el ejercicio anterior». «Esto es debido  a las negociaciones con las grandes superficies y que nos dan la posibilidad de ir a recoger las mermas todas las noches al cierre de los grandes supermercados», manifestó el miembro del patronato. 

Desde el Banco de Alimentos de Albacete agradecen la colaboración que siempre muestra la ciudadanía con la entidad. Sin embargo, siempre hacen llamamiento  ante la falta de voluntarios, pero este año explica Lledó «tenemos 20-25 voluntarios diarios todos los días». Para concluir, Lledó resaltó «que la entidad no cuenta con subvencionó alguna, pero la nave sí es un préstamo del Ayuntamiento».   

 

«'Hacer ruido' es un nuevo proyecto de la entidad, que irá dirigido a los escolares de la  provincia» 

José Luis Morcillo es el nuevo presidente del Banco de Alimentos de Albacete, tras la jubilación de José Antonio García. 

Morcillo recoge el bastón de mando de esta presidencia con «mucha ilusión y responsabilidad». 

 

¿Cómo afronta la presidencia de una entidad tan importante para la sociedad?

Con ganas de que todo pueda salir adelante y con absoluta normalidad. Lo más importante son los voluntarios y, en este momento, tenemos unos 25-30 colaboradores fijos diariamente. Ellos son los que hacen al banco grande.  El importante no es es el presidente, son los voluntarios.  

¿Es necesario que colaboren más voluntarios , en la actualidad, en el Banco de Alimentos?

Todavía no es suficiente. Agradecemos la labor de los ciudadanos que nos acompañan en este momento. El número de colaboradores va fructuando. No siempre están todos. Los martes y los viernes hay una donación importante de pollo,  y para la elaboración de este alimento, se necesitan ocho o diez personas que van haciendo diferentes turnos. Siempre faltan voluntarios y vuelvo a hacer un llamamiento para que se involucren y apoyen más a esta entidad. 

 

¿Cuáles son los retos que se ha propuesto?

Me enfrentaré, en primer lugar, a las actividades de la gestión  de todos los voluntarios y ofreceremos el mejor servicio a las empresas que atienden a las personas con dificultades.  Además, haremos un seguimiento a todas las empresas y entidades y haremos un llamamiento para que la sociedad se involucre más en ser solidario. El listón lo ha dejado muy alto José Antonio García. Ha gestionado durante todos estos años de manera excepcional y ha conseguido donaciones importante de las empresas.

 

¿Hay nuevos proyectos por parte de la entidad?

 Íbamos a presentarlo en breve, pero lo avanzo. Se trata del proyecto 'Hacer Ruido' con la colaboración del Ayuntamiento de Albacete. Se trata un ciclo de conferencias en los colegios de la  provincia de Albacete, para que conozcan de primera mano el significado de la solidaridad. Un voluntario nos acompañará para narrar a los más jóvenes la experiencia en el Banco.  La experiencia tan extraordinaria que es ser voluntario. Esta iniciativa se ha llevado a cabo ya en el municipio albaceteño de Hellín y ha resultaso ser un éxito. Los menores fueron capaces de dejar a un lado los móviles y las redes sociales y se centraron en las experiencias vividas por los voluntarios. Se implica el Ayuntamiento de Albacete y hemos hablado ya con la concejalía de Educación. Falta saber la fecha.