scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


¡Pobres animalitos!

30/04/2022

El mundo, sobre todo Europa, está revuelto. Putin ha conseguido hacerse ver y notar pese a su insignificancia física y mental. Con sus juegos de guerra el siniestro ruso ha puesto patas arriba la política mundial, primero convirtiendo Ucrania en un solar en el que solo los muertos a consecuencia de su misiles yacen en paz. Y ya son muchos miles. Las grandes potencias occidentales, con su OTAN incluida, se ven incapaces de parar la criminal escalada del mongólico pequeñín. Ésa debería ser la gran preocupación de las potencias democráticas del mundo, pero conforme pasan los días y se pueblan los cementerios de Ucrania, tal parece que los que podían ponerle pie en pared al siniestro pequeñín, se estén acostumbrando a sus salvajes travesuras y no mueven ficha.
Solo los podemitas españoles parecen haber encontrado una causa noble, justa e importante, que defender en este creciente cementerio en que está convirtiendo Rusia el continente europeo. Podemos, el gubernamental Podemos, ha tenido la feliz idea de presentar una llamada Ley de Bienestar Animal. ¡Pobres animalitos! Están tan desvalidos que no tenemos por menos que alborozarnos ante los desvelos podemitas. Los animales también tienen sus derechos, al menos tantos como algunos de los políticos que se preocupan de ellos. Y mientras, Putin continúa poniendo Ucrania patas arriba, destruyendo vidas y haciendas. Pero eso para las huestes de Pablito es peccata minuta. Lo importante para él es que no sufran los pollos, los conejos, los cochinos y sobre todo los toros de lidia -que por ahí van los tiros- que mueren impunemente en las plazas españolas, francesas, portuguesas e hispanoamericanas. ¡Faltaría más!