scorecardresearch
Javier López-Galiacho

Javier López-Galiacho


Los feriantes

10/08/2021

Volverán los feriantes para la no Feria. Qué mal lo han tenido que pasar estos dos años. Muchas veces hablamos de las atracciones de la Caseta, del programa ferial o de las corridas de toros, pero poco lo hacemos respecto de nuestros feriantes. Esos que llegaban al paseo ferial a primeros de septiembre, tras subastarse los terrenos, y apuraban su presencia hasta últimos de mes, estirando una recaudación que languidecía como la luz del verano. Era un espectáculo ver montar la noria Sánchez, el «látigo» de los hermanos Moreno, el tren de la bruja, los coches de choque, los cochecitos de los niños, las tómbolas, el puesto de tiro al botellín, el castillo del terror o esas atracciones de ahora que te suben a cien metros, con la cabeza vuelta y te lanzan hacia abajo. Hoy, en cambio, serían impensables, por degradantes y vejatorias, aquellas atracciones humanas de barraca que pervivieron hasta los años 80. Algún lector recordará a las Hermanas colombinas, dos mujeres en directo que nos mostraban la parte oscura de lo humano, enseñando al público su obesidad mórbida. Como la elefantiasis del aparente fenómeno llamado The Guatemala Monster, encontrado, decía la estruendosa publicidad del momento, tras el desgraciado terremoto en ese país en 1972. Quien no recuerda los puestos de los turroneros de Hellín o el entrañable y picarón Teatro Chino del valenciano Antonio Encinas, heredero de Manolita Chen. Y qué decir de aquellos fabulosos circos que nos visitaban cómo el Ruso de Ángel Cristo o el Price de Castilla-Feijó. Mi padre nos marcaba el paso del tiempo con la llegada de la feria y de los circos. Recuerdo escucharle: «otra vez la feria, otra vez el circo». Confieso aquella nostalgia que me producía el inicio del colegio, recién acabada la feria, mientras por la ventanilla del coche, camino del colegio Salesianos, veíamos cómo se desmontaban los circos en sus grandes tráileres. Me alegro de que vuelvan los feriantes. Son buena gente y necesaria para la Feria. Apoyémosles.